Volver a sección

Cultura y eventos

El poeta Carlos Loray fue nombrado “Prócer de la cultura federal”

Recibió el galardón durante un acto realizado frente al Cabildo, junto a figuras como Juan Carlos Pallarols, Quique Ponce y Opus Cuatro. Fotogalería.

1 / 11

Loray en el Cabildo. Foto: Alberto Zappulla.

1 / 11

Desde hace seis años el Instituto de Arte Folklórico (IDAF) y la Fundación “Juan de los Santos Amores” otorgan el premio “Prócer de la Cultura Federal” a distintas figuras del ámbito nacional y provincial.

El pasado 4 de mayo, durante un gran acto realizado frente al Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires, fue distinguido el poeta y escritor tradicionalista Carlos Loray.

“El premio ´Prócer de la Cultura´ es toda aquella persona que desde su lugar de origen deja o hace algo en defensa de la identidad y lo transmite. Loray es un referente de la zona de Cañuelas. Todos sabemos el aporte que hace desde la poesía gauchesca en lo que se refiere a la descripción de la vida en el campo”, explicó a InfoCañuelas José Luis Montoya, director de la central de Moreno del IDAF.

“Este premio nació en 2013 como parte de los festejos de los 60 años del Instituto de Arte Folklórico. Lo ideamos para hacerlo ese año solamente, pero tuvimos la gran sorpresa de que el Cabildo nos convocó al año siguiente pidiéndonos continuarlo, porque consideraron que era un acto muy relevante”, añadió Montoya.

En 2013 lo recibieron figuras como Mercedes Sosa, Los Chalchaleros y Los Tucu Tucu. Al año siguiente el galardón se amplió buscando reconocer a los referentes de las provincias que no tienen masividad pero sí una gran trayectoria, como es el caso de “Carlitos” Loray.

Desde entonces han sido premiados Luis Landriscina, Jairo, Cuti y Robrto Carabajal, el Negro Alvarez, Los Hermanso Abalos, Los del Suquía, Carlitos Balá, César Isella, Mario Markic, Rodolfo Zapata, Néstor Ramello, el poeta sanjuanino Jorge Darío Bence y el investigador del mate, Francisco Scutellá.

En el marco del Sexto Cabildo Abierto de la Cultura Federal realizado el 4 de mayo, junto a Loray recibieron el reconocimiento el platero y orfebre Juan Carlos Pallarols, Silvio Soldán, Opus Cuatro, la “Maestra Payadora” de Dolores Susana Repetto, el bandoneonista Quique Ponce y los organizadores del Festival Nacional del Caballo (Bragado).

También fueron distinguidos Susana Rinaldi, Palito Ortega y Cacho Castaña, quienes no asistieron al evento por razones de fuerza mayor.

Carlos Loray, dedicado desde hace 30 años a la poesía gauchesca, es el autor de la milonga “Pico a pico” grabada por Alberto Merlo. Su agudeza para describir la vida del campo quedó plasmada en numerosos poemas que forman parte del repertorio de Abel Ivroud, Gustavo Guichón y Adrián Maggi. Actualmente transmite sus enseñanzas a través de un taller de poesía folklórica que dicta en el Instituto Cultural Cañuelas.

El Instituto de Arte Folklórico (IDAF), fue fundado el 1° de Septiembre de 1953, por el maestro Juan de los Santos Amores. La Fundación que lleva su nombre tiene como directora a su esposa, la profesora María del Carmen Pinni.


PICO A PICO

En el último potrero
de la estancia “La Amarilla”
estaba Juan Cabanilla
cambiando un torniquetero,
cuando al grito de los teros
bordeando al tranco el camino
en un “lobuno barcino”
venía Clarito Esquivel
puestero, también como él,
pero del campo vecino.

Como viejos conocidos
se saludaron atentos
y con camperos acentos
entraron a hablar tupido
de los casos conocidos
de toros y pariciones
de padrillos y galpones
de cosas sin importancia
de trabajos en la estancia
y el trato de los patrones.

Hablaron de las cosechas
de semillas importadas
de las duras tratoreadas
y de las melgas derechas
de lo bien que se aprovecha
el campo con los boyeros
de molinos, bebederos
de tanques y terraplenes
de la yerra que se viene
de lazos y de terneros.

Hablaron de tiempos duros
del precio del almacén
y de la muerte recién
de la esposa’e Don Arturo
de los chicos y el apuro
porque comienza la escuela
del susto de Doña Nela
cuando al pasar por la vía
le eché vientito ese día
el tren que va pa’ Cañuela.

Hablaron casi a las risas
con maliciosa jarana
del pobre “Chueco” Maidana
que lo dejó “La Petisa”.
Del platal que se precisa
pa’ faturar este invierno
de los cochazos modernos
que cambia el hijo’el patrón
del último ventarrón
y del rumbo del gobierno.

Hablaron tanto y surtido
hasta que el buche molesto
les recordó que en el puesto
está el puchero servido.
Apuraron un despido
como quien hizo algo malo
y a lo peludo’e regalo
cayeron justo a comer:
Clarito, sin recorrer
y Juan, sin cambiar el palo.

Carlos Loray.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos