Volver a sección

| Cultura y eventos

El campanario de la Iglesia recupera su luz y su sonido

En los últimos días se procedió al remplazo de los reflectores y ahora se trabaja en corregir el programa informático que permite accionar el sistema de campanas.

En los últimos días se procedió al remplazo de los reflectores y ahora se trabaja en corregir el programa informático que permite accionar el sistema de campanas.

El campanario de la Iglesia recupera su luz y su sonido

 Foto: Florencia Arsuaga.

A tono con el bicentenario de Cañuelas, el campanario de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen comienza a recuperar la luz y también el sonido de su carillón.

Durante las últimas semanas hubo intensos trabajos en la torre para cambiar la instalación eléctrica, que era el principal obstáculo para el lucimiento de la estructura.

Eduardo Recalt, colaborador de la parroquia, informó a este medio que las filtraciones de agua y humedad habían deteriorado la instalación provocando un cortocircuito, lo que dejó fuera de funcionamiento las luces, el reloj y el conjunto de campanas (carillón).

Gracias a una donación de la familia Picco, el electricista Esteban Tellechea cambió la totalidad del cableado y se colocaron 12 reflectores nuevos en la cúpula, lo que permite iluminar la torre durante la noche, generando un hermoso contraste en el cielo de Cañuelas.

Por otra parte se está trabajando en reactivar el sistema informático que permite ejecutar repiques sencillos para marcar las horas o llamar a misa; y también melodías complejas para los eventos festivos.

Si bien la instalación eléctrica ya está a punto, hay alguna falla en el programa que impide los repiques automatizados. Por eso este viernes las campanas se accionaron un buen rato en forma de prueba con una batería externa (sin pasar por el dispositivo informático) y esa grabación se envió a la empresa que las instaló hace 14 años para que los técnicos puedan determinar la posible falla.

Está casi todo listo pero habrá que esperar unos días más para escuchar los tañidos en todo su esplendor.

La cúpula está equipada con cuatro campanas nuevas de 800, 520, 364 y 314 kilos, instaladas por el Ing. Mario Bellini -el único campanero de Argentina-. Sonaron por primera vez el 9 de diciembre de 2008 a las 19 hs. Compartimos con los lectores un video de ese acontecimiento.


Por otra parte, trascendió que el cura párroco Ramón Costilla tomó adecuada nota del pedido que en nombre de la comunidad hicieron Susana Frasseren y Pablo Garavaglia. Hace unos días, mediante una carta, solicitaron la exhibición de las viejas campanas de bronce retiradas en 2008. 

La intención de Costilla sería exhibirlas en algún espacio parroquial. Su anhelo es poder refaccionar el salón de la calle Lara y dejarlas expuestas en ese lugar junto a otros elemento que formaron parte de la antigua Iglesia demolida entre febrero y marzo de 1977.


Foto: Florencia Arsuaga.