Volver a sección

| Cultura y eventos

Cinco mil personas en el recital de Axel

La Expo Cañuelas tuvo su mejor momento con el show de casi dos horas que ofreció Axel, tras la elección de la Reina del Dulce de Leche.

La Expo Cañuelas tuvo su mejor momento con el show de casi dos horas que ofreció Axel, tras la elección de la Reina del Dulce de Leche.

Unas 5.000 personas -en su mayoría chicas de entre 13 y 17 años-  siguieron el recital que Axel brindó en la Expo Cañuelas el sábado a la noche.

El autor de "Amo" y "Miradas" hizo chistes con sus músicos, habló de ecología y del cambio climático e hizo subir al escenario a varios amigos y primos que lo siguen en todos los shows. Agradeció por estar en Cañuelas y dijo que el nombre de la ciudad le hacía recordar el "Expreso Cañuelas" que se tomaba en su adolescencia para ir a estudiar. Pero también enloqueció a las adolescentes que se apretaban sobre la valla de contención y que por momentos no podían ser frenadas por el personal de seguridad.

El artista tardó varios minutos para comenzar porque varias fans se habían ubicado cerca de su camarín para pedirle autógrafos o sacarse fotos. "Hasta que no se despeje el acceso al escenario no subo", fue el pedido de Axel al personal de seguridad.

Minutos después ya estaba ubicado en el piano para el primer tema del repertorio.

Promediando el recital llegó la parte más intimista. A pedido del público hizo "Amo" y "Mi querida princesa". Luego pidió especial atención cuando cantó "Angel dorado", un tema que le escribió a su hermano Erik.

Contó que en el año 2000 Erik y su esposa perdieron a una pareja de gemelos que nacieron siameses. Casi dos años después, cuando Axel se hallaba en México, recibió por teléfono de que su hermano iba a ser papá y al poco tiempo nacía Ian, el primer sobrino del artista.

"La noticia fue una mezcla de alegría, de nostalgia por la distancia y también de desahogo por lo que había pasado antes con los gemelos que se fueron y por eso escribí Angel Dorado". Las chicas apretadas contra las vallas lloraban a mares cuando relataba la historia.

En dos momentos del show hizo subir al escenario a su primo Andrés y a un amigo que lo siguen a todos los lados y luego, con una anécdota personal, brindó un mensaje ecológico. "Por ahí es una pavada lo que voy a decirles, pero a la mañana, cuando me cepillaba los dientes, dejaba la canilla abierta mientras me lavaba hasta que un día pensé que esa pequeña cosa multiplicada por millones de personas que somos en el mundo significa un enorme derroche. A partir de ese día, cada vez que me lavo los dientes, cierro la canilla y la vuelvo a abrir para enjuagarme la boca. Tal vez sea una pavada -insistió- pero son las pequeñas cosas que podemos hacer todos para cuidar el mundo. Si mañana, aunque sea uno de ustedes cierra la canilla al cepillarse los dientes, voy a ser el tipo más feliz del mundo". Otra vez las chicas deliraron y Axel entró en la última parte del show con "Estás hecha a mi medida".

A la hora 45 de show volvió dos veces para los bises, primero con "Yo quiero ser tu amor" y se despidió bien arriba con "Mamma mía".

En la despedida comenzaron las luces y estruendos de los fuegos artificiales, dando apertura al recital de rock que se extendió hasta la madrugada.

INFOCAÑUELAS
07-10-07

x