| POLICIALES

Roban en una oficina a 200 metros de la comisaría

Por cuarta vez violentaron la Constructora CAFSA de Carlos Frescino. Los delincuentes se llevaron una computadora y defecaron en el patio. El lugar se encontraba protegido por alarmas.

El sábado 28 de junio, en horas de la madrugada, ladrones ingresaron en el estudio de construcciones CAFSA, de Carlos Frescino, ubicado en Belgrano 568 casi esquina Libertad, a sólo 200 metros de la comisaría. Es el cuarto robo que se registra en este lugar, protegido por alarmas.

En esta oportunidad los ladrones ingresaron por un garaje aledaño a Regala. Desde allí saltaron el paredón hacia el patio de CAFSA, donde defecaron con restos de sangre.

Acto seguido, forzaron los pesados postigones de madera de las oficinas, lo que activó la alarma. En medio del sonido ensordecedor de la bocina, revolvieron el estudio en busca de cualquier elemento valioso. Cansado de los robos que sufrió anteriormente, Frescino no había dejado ningún electrónico a la vista. Por eso los delincuentes se dirigieron a un mueble, donde hallaron guardada una notebook.

Finalmente escaparon sin ser vistos por los vecinos. Tampoco fueron percibidos por las dos cámaras de seguridad que la Municipalidad ubicadas en la esquina de Libertad y Belgrano, y que hasta el momento no han demostrado ninguna utilidad como elemento preventivo o disuasivo.

Desde la empresa de seguros le informaron a Frescino que ya no le brindarán más cobertura debido a que la zona donde se encuentra su local se convirtió en sector de alto riesgo.

"VIVIMOS CON MIEDO"

Paulina Garzón, esposa de Frescino, habló con InfoCañuelas sobre este nuevo incidente que sufrió su familia. A fines de abril delincuentes ingresaron en su casa de Av. Libertad al 1.100 cuando se hallaban durmiendo, y unos días antes le robaron a su padre en la tienda ubicada a 30 metros del estudio CAFSA.

"Vivimos con miedo, porque estamos en una escalada delictiva. Antes robaban cuando no había gente en las casas y cuando estaban seguros de que no había alarmas. Ahora entran habiendo alarmas, rejas y gente. No los detiene nada, ni siquiera robar en los alrededores de la comisaría. Uno se pregunta... si ponemos más seguridad ¿qué van a hacer? ¿Se van a poner más violentos? La impresión que tengo es que entran a tu casa cuando quieren, y si no entran es simplemente porque no se lo proponen" comentó Paulina.

"Aún hoy sigo atemorizada por ese robo que tuvimos en mi casa. Cada tanto me despierto sobresaltada con la impresión de que pueden entrar en cualquier momento", añadió.

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores