Volver a sección

Vecinos marcharon hacia la comisaría y exigieron seguridad

Se vivieron momentos de tensión y hubo huevazos contra la sede policial. Los manifestantes reclamaron la presencia del intendente.

1 / 10

Fotos: Augusto de la Rosa.

1 / 10

Las últimas entraderas violentas registradas en los barrios Los Aromos, Caisol y Etchebehere -que incluyeron torturas con una plancha caliente- fue la gota que desbordó el vaso. Los vecinos se concentraron hoy en la plaza San Martín luego de una convocatoria espontánea que circuló en las redes sociales.

Poco antes de las 19 caminaron desde la plaza hacia la Comisaría 1ra. exhibiendo carteles con frases como “Basta de inseguridad” y “Seguridad para todos”. Entre los manifestantes había víctimas de los delitos recientes, entre ellos el curandero Cacho Domínguez e integrantes de la familia Montovio-Contreras.



Una de las últimas víctimas acompañando la marcha. Foto: Augusto de la Rosa.
 

Frente a la comisaría los manifestantes fueron atendidos por el subcomisario Fabián Monterroso, quien asumió el cargo hace 15 días. Con una voz apenas audible explicó los operativos especiales de control que se acaban de implementar y que las investigaciones de los últimos casos se encuentran avanzadas porque los delincuentes “dejaron muchos rastros”. Pronto comenzaron los primeros gritos y reclamos: “¡Que venga el intendente!”.

Acto seguido algunos huevazos impactaron contra el frente de la dependencia, por lo que la charla continuó en el despacho del comisario. Allí se sumó Claudio Filito, titular de la Policía Comunal, quien comandó el resto de la reunión. En ningún momento se hicieron presentes las autoridades políticas del municipio por lo que los jefes policiales fueron los receptores directos de todos los dardos.

A lo largo de 50 minutos, mientras la gente permanecía batiendo palmas, Filito intentó explicar las medidas implementadas en los últimos días para contener la ola de entraderas. “Llegan media hora más tarde”, “No saben hacer un cerrojo”, “No se comunican entre ustedes”, “Empiecen a coordinar”, “Pongan más compromiso” fueron algunas de las frases que lanzaron los vecinos.

“Esto va a terminar mal. La gente quiere hablar con el intendente. ¿Por qué no lo llama? Porque se va a morir alguien y después se van a lavar las manos” pidió un vecino a lo que Filito respondió: “Yo hablo con ustedes, yo no puedo obligarlo al fiscal a que venga. Tampoco al intendente. No tengo la autoridad para eso”.

Entre quejas y planteos Filito alcanzó a explicar algunas medidas adoptadas, como el refuerzo en los accesos y el patrullaje con vehículos particulares, pero no hubo mucho más que eso. Algunos manifestantes descargaron su bronca los jefes policiales repitieron el discurso acostumbrado.

Hacía dos años que no se registraban movilizaciones de estas características en Cañuelas. Las últimas trs ocurrieron entre julio y agosto de 2016, cuando un grupo de autovoncocados liderado por René Elorza se movilizó por una ola de asaltos violentos que afectó a los barrios 12 de Octubre y alrededores.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos