Volver a sección

Turismo

Cabaña con aire de campo en Uribelarrea

Jamakimel ofrece hospedaje en medio de una chacra con animales de granja, a metros del poblado histórico.

1 / 8

Hospedaje en un entorno rural.

1 / 8

Poco a poco el atractivo pueblo de Uribelarrea comienza a ofrecer el servicio de hospedaje para los turistas que desean prolongar su estadía en este paraíso situado en el partido de Cañuelas, a sólo 80 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

Sobre la Av. Crotto, cerca de la plaza del pueblo y de la cervecería La Uribeña, funciona el hospedaje Jamakimel. Por ahora cuenta con una cabaña con capacidad para hasta cuatro personas, pero la idea de los propietarios es construir una o dos más en el transcurso de 2015.

Jamakimel se encuentra situada en medio de una chacra donde el visitante podrá tomar contacto con caballos, ovejas, vacas, varias especies de gallinas, patos y otras aves de corral.

Construida totalmente en madera, la cabaña está compuesta por una habitación matrimonial, baño y una sala totalmente equipada, con un sofá cama que se convierte en dos camas individuales. Hay servicio de televisión por cable, wi fi y un catálogo de 200 películas en DVD. En el exterior hay parrilla, una pequeña pileta, cancha de voley y un amplio parque arbolado.

El desayuno de campo está incluido en la tarifa al igual que las sábanas y toallas. En forma opcional se brinda almuerzo y cena (comida casera).

La propietaria, Paula Moscatelli, vive con su familia dentro de la chacra, pero apartada de la cabaña, lo que garantiza la intimidad de los visitantes. 

"Con mi marido estamos en Uribelarrea desde hace cuatro años. Nos mudamos a este pueblo buscando tranquilidad. Al principio nuestra idea era hacer una casa de té, pero finalmente nos inclinamos por las cabañas. Ya tenemos una y en breve pensamos iniciar la construcción de la segunda, ya que la demanda es importante", contó Paula a InfoCañuelas.

A diferencia de los veranos anteriores, que fueron más tranquilos, 2015 comenzó con mucha afluencia de turistas que en poco más de una hora de viaje por la Autopista pueden escapar del infierno porteño para sumergirse en el silencio uribeño.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos