Volver a sección

Santa María: el Obispado se mantiene en silencio

“Creemos en la actuación de la justicia” se afirma en un escueto comunicado, pero no hubo declaraciones a la prensa.

 Monseñor Gabriel Barba.

La denuncia por abuso sexual que pesa sobre un sacerdote catequista del complejo Santa María de Cañuelas escaló ayer a los principales medios nacionales, pero el Obispado de Gregorio de Laferrère y las autoridades del complejo parroquial mantuvieron la postura de no hacer declaraciones a la prensa.

El director del nivel secundario, Mario Mansilla, no respondió las reiteradas consultas de InfoCañuelas. En tanto que el obispo Gabriel Barba, que suele mostrarse muy activo en las redes sociales, tampoco se expresó sobre la situación más allá de un mensaje de WhatsApp que les envió a los curas de la Diócesis pidiéndoles “que recen" por el Santa María.

“Desde el Obispado se ha decidido emitir sólo comunicados escritos” dijo a este portal una fuente cercana al obispo Gabriel Barba. 

Es así que en la tarde del martes, ante la presencia de móviles de TV en las puertas del nivel primario, se difundió un escueto escrito: “El caso ya está en manos de la justicia. Creemos, con firme convicción, en la actuación de la misma para la resolución del caso, como primera prioridad para la comunidad educativa” señala el texto firmado por el “Obispado” y el “Equipo Directivo”, sin indicar nombres.

Entre tanto, trascendió que el martes a las 18.30 fuera del horario escolar, los docentes de la quinta de la calle Mosconi fueron citados por los representantes legales Mansilla y Silvina Lías para mantener una reunión. ¿El motivo de la convocatoria? Hablar del caso que estalló en los medios de comunicación. La asistencia habría sido escasa, según revelaron a InfoCañuelas fuentes del establecimiento. Sucede que muchos de los docentes tienen doble jornada y no tenían ánimo para permanecer en el colegio culminada su labor. Además, hay un extendido disgusto con las autoridades del compmplejo parroquial por haber mentido respecto a la situación del padre Carlos cuando afirmaron que se había ido porque el obispo lo necesitaba en otro lugar de la Diócesis.

Los docentes del nivel secundario están siendo citados para este miércoles a las 18.30.