Volver a sección

Sábado de rock en la Expo Cañuelas 2011

Veinte mil personas recorrieron el predio durante toda la jornada, que cerró con un magnífico recital de Javier Calamaro y La Mancha de Rolando.

1 / 25

1 / 25

Tal como indicaban todos los pronósticos, la Expo Cañuelas 2011 vivió una segunda jornada a pleno, con la visita de unas 20 mil personas que recorrieron el predio durante toda la jornada.

El sábado soleado, con una ligera brisa, invitaba a recorrer los más de 200 stands comerciales, empresariales y culturales que componen la Expo.

Los shows se iniciaron a las 20.30 con la presentación de Viejo Blanco, banda cañuelense liderada por “Kiwi” Pullol.

La gran sorpresa de la noche fue el magnífico recital de Javier Calamaro, quien demostró una calidez y una entrega al público pocas veces vista entre los artistas que visitaron la Expo.

El hermano menor de los Calamaro abrió la noche con “Navegar”, balada que inauguró su carrera solista en 1998. “No tengo claro hacia dónde navegar / o si acá en Cañuelas te voy a encontrar” cantó Javier, regalando el primer guiño al público local.







“Me empiezo a sentir como en el living de mi casa” comentó luego de cantar “No me nombres”. Luego siguió una impecable versión “Bienvenidos al tren” con arreglos de su tecladista Diego Occhipinti, ex integrante de Los Guarros.

En varios pasajes del show Javier recordó a su familia, especialmente a su hermana Hebe Rosell, también cantante, exiliada en 1976 luego de editar el disco "Montoneros" con el grupo Huerque Mapu.

“Pienso en mi hermana todos los días de mi vida y en honor a ella voy a cantar una canción”, dijo tras iniciar los acordes de “Piedra y camino” de Atahualpa Yupanqui, otro artista argentino perseguido por la dictadura.

Andrés reveló además que su hermana, residente en México, tuvo una suerte de romance con Silvio Rodríguez, y en honor a eso cantó “Sueño con serpientes”.

En dos momentos compartió el escenario con amigos. Kiwi Pullol, el vocalista de la banda telonera, lo acompañó en “Vamos a la ruta”; y Manu Quieto lo secundó en “Este minuto”, canción que Javier escribió para padre, Eduardo. “La prosperidad en un envase vacío / No olvides de dónde sos y a dónde vas” dicen dos de sus versos más angélicos.

Más adelante estrenó “Hasta la tumba” –tema que le dará nombre a su próximo disco– y cerró con una alta versión de “Yira yira” de Enrique Santos Discépolo.

El público pidió más y Calamaro quiso seguir
pero fue respetuoso del programa. “No quiero joder los tiempos de este show tan bien organizado”, dijo antes de cederle el escenario a La Mancha de Rolando.

Una luna redonda y llena de rock brillaba sobre la noche de la Expo Cañuelas.



LO QUE SIGUE

Este domingo, a partir de las 18, se realizará la elección de la Reina del Dulce de Leche.

Además, se entregarán los premios a los mejores stands y al mejor dulce de leche del año.

A las 20 se inicia el recital de Los Nocheros.

VER PROGRAMACIÓN Y ACTIVIDADES DEL DOMINGO

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos