Volver a sección

Una médica de Cañuelas se encontró con el Papa

La Dra. Patricia Di Palma, integrante de la parroquia San Vicente Pallotti de Lobos, viajó al Vaticano para agradecer por haber superado un cáncer.

1 / 2

René y Patricia frente al Papa. Foto gentileza L Osservatore Romano.

1 / 2

Una delegación de la parroquia San Vicente Pallotti de Lobos que dirige el padre René Cari viajó a Roma para saludar al papa Francisco.

Entre los integrantes del grupo se encontraba la Dra. Patricia Di Palma, una médica clínica de Cañuelas logró la remisión total de un cáncer de mama con metástasis pulmonar luego de concurrir a las misas de sanación del padre René, en su parroquia de Empalme Lobos.

Cuando el Papa se acercó al sector donde se encontraban los argentinos, Patricia le tomó la mano, le contó que es médica y que había viajado para agradecer a la Iglesia por la milagrosa cura de su enfermedad. Luego le obsequió una imagen de la Virgen Desatanudos, una de las advocaciones preferidas de Francisco. Por su parte el padre René hizo bendecir unos pinceles que serán usados para pintar una gran cruz de San Damián en la parroquia lobense.

El encuentro del padre René y Patricia con el Santo Padre se produjo el 27 de mayo pasado, en la audiencia general de la plaza San Pedro. 

Todos los miércoles el Papa realiza un recorrido por la plaza estableciendo contacto directo con los fieles que llegan desde los lugares más remotos del mundo.

EL TESTIMONIO DE PATRICIA DI PALMA

"Conocí al padre René gracias a una amiga que me dio su celular. Inmediatamente me recibió en su parroquia. Le conté lo que me pasaba y empezó a rezar. Me invitó a la misa de liberación y desde ese día jamás pude dejar de ir, por el bien que me hacen. Esto fue en octubre, antes del tratamiento de quimioterapia que me volverían a realizar. Yo estaba muy asustada y con mucho miedo de no poder soportar otra vez un tratamiento de quimioterapia pedro Dios y el padre René con sus rezos me ayudaron a estar tranquila, a no pensar mucho, aumentaba mi fe cada día y mantenía la paz interior. Así fue que realicé ocho sesiones más de quimioterapia y cuando fue el momento de hacer la tomografía me llamó el médico radiólogo para mirar juntos. Habían desaparecido todas las lesiones de ambos pulmones. Él se rio y me dijo: ´Gracias a Dios´. Lloramos juntos de alegría" contó la médica cañuelense cuando logró superar su enfermedad.

"Nosotros, los médicos, siempre pensamos que lo sabemos todo y que todo lo podemos. A través de mi curación pude aprender que hay algo más allá de lo humano. El padre René me dio herramientas para llegar a Dios, para aumentar la fe, para mantener la paz interior. Sin esas herramientas yo no podría haber soportado mi tratamiento y me hubiese llenado de miedo, desesperanza y depresión".

Ver entrevista de InfoCañuelas con el padre René

INFOCAÑUELAS 

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos