Volver a sección

Travesía por la ruta del infierno

Jorge Meji narra su último viaje a Formosa: 600 kilómetros recorridos bajo una agobiante temperatura de casi 40 grados.

1 / 14

El aventurero cañuelense atravesó la Ruta 81.

1 / 14

Sabía perfectamente que no era la época más propicia para realizar una travesía en bicicleta por la provincia de Formosa. 

Tenía pleno conocimiento de las altas temperaturas que ya se estaban dando en esta época el año. Aún así, tenía la esperanza que el clima fuera algo benévolo conmigo y si bien conocía la ciudad de Formosa me interesaba esa ruta 81 que cruza la provincia hasta su límite con Salta. Conocer muchos pueblos con historia a la vera del camino: Pirané, Palo Santo, Ibarreta… sitios plagados de historia cuando el tren General Belgrano pasaba por el ramal C25 en los años 1900… hoy totalmente abandonado. 

Después de 200 km de pedaleo llegué a Estanislao del Campo sabiendo que allí estaba la casa histórica de Laureano Maradona, médico rural, naturalista y filántropo argentino que pasó 50 años de su vida ejerciendo la medicina, prestando ayuda a las comunidades indígenas del lugar sin cobrar un solo peso y logrando erradicar de la zona terribles enfermedades como la lepra, la tuberculosis, el cólera o la sífilis. 

Así fui recorriendo un camino rodeado de cierta monotonía, sólo bosques impenetrables a mis costados y en muchos lugares grandes desmontes. Destroza el corazón ver tanta destrucción de la naturaleza. 

Pozo del Tigre, Las Lomitas, Laguna Yema, otros pueblos… 39° grados y una sensación térmica de 46° producida por el viento norte. La ruta se transformó en un infierno. Decidí descansar dos días, acortar mi travesía sería lo más sensato. Era imposible pedalear con semejante temperatura.

Los últimos kilómetros en territorio de Jujuy fueron un alivio. Las marcas térmicas habían bajado 20 grados. ¡Increíble! Una mañana llegué a tener frio.

Una semana en tierras formoseñas, algo más de 600 km recorridos... A veces todo no sale como uno lo planea, a veces todo se torna sacrificado. Pero el haberlo logrado es el mejor de los premios.

Jorge Meji
INFOCAÑUELAS

 

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos