Volver a sección

"Para nosotros, la música es una condena"

En una entrevista con InfoCañuelas, El Eter habló del nuevo disco en proceso de grabación y de la visión que tienen de Cañuelas y su movimiento cultural. También de la música.

 

Mientras afuera desfilaban los jinetes de la Fiesta del Gaucho bajo un sol abrasador, en una mesa de Hueney, Sergio, Keke y Leandro -el trío de El Eternauta- protestaban por el concepto de "cultura" que domina en Cañuelas. La Municipalidad no tuvo ningún empacho en cortar el tránsito para que circulen libremente los paisanos con sus tropillas y carruajes, pero difícilmente las bandas consigan algún permiso para hacer un festival de rock en plena calle.

La charla con El Eternauta divagó entre el nuevo disco, que comenzarán a grabar en enero, la visión que tienen de Cañuelas y su movimiento cultural y hasta cómo la música a veces puede transformarse en una pesada mochila.

La opinión de El Eternauta es importante. Más allá de las posturas que existan sobre la calidad y el estilo del grupo, nadie discute que se encuentra entre ese puñado de bandas que marcó un rumbo e hizo escuela.

Leandro Massarotto y Matías "Keke" López se juntaron en el 2001 para tocar en el primer Cañuelas Rock. Durante un tiempo los acompañó el bajista Juan Pablo Aguirre (hoy miembro de POGO), luego reemplazado por Sergio, el hermano de Leandro.

Algunos músicos pasaron por la banda en forma intermitente, como Juanchi Gallardo y el tecladista Juan Pablo Cajaraville. "Con Juan Pablo apuntamos a una onda Pink Floyd, Zeppelin y La máquina de hacer pájaros, pero no se dio. Tal vez en el futuro retomemos ese proyecto", señala Sergio.

Inicialmente la banda se iba a llamar "Coyote Band", pero justo cuando estaba en gestación los tres leían El Eternauta, una historieta sobre la resistencia cuyo autor, Héctor Oesterheld, fue secuestrado y desaparecido por la dictadura en 1977. Keke y Leandro consideraron que el nombre tenía que ser ese.

"Creo que fue una buena elección porque esa obra tiene un mensaje y a los tres nos gusta el rock con la buena prosa y la buena poesía. Como dice Peteco, ¿para qué vas a callar al silencio? Si no hay nada bueno para decir, es mejor callarse la boca. Y la historieta nos gustó desde ese lugar. Por su contenido y también por el nombre... Es muy lindo ser un viajero de lo eterno", señala Sergio.

Una de las características de la banda es que desde sus inicios siempre hizo temas propios, aunque eso, reconocen, les costó "muchas puteadas y aguantar lugares vacíos".

Además de una profunda identificación con la música del `70, los tres tienen influencias literarias, que van desde los poetas Alejandra Pizarnik y Oliverio Girondo hasta Sábato y Borges.

En El Eternauta siempre hubo un gusto por la buena prosa, por las canciones que tuvieran algo más que bellas melodías.

Sin embargo, los tres consideran que en la Argentina somos "demasiado exigente" con el rock. "Hay temas de los Beatles que no dicen nada y sin embargo la gente los escucha y se larga a llorar. Las canciones de Red Hot Chili Peppers son puras puteadas. En cambio de Intoxicados muchos piensan que son unos tarados que escriben cualquier cosa. Algo similar pasa con los Redondos, con Catupecu Machu e incluso con Divididos, que es el ejemplo emblemático: las melodías son muy buenas, pero a veces no sabés de qué está hablando la letra. A nosotros nos gusta escribir un poco más, pero es muy respetable cuando un grupo no le da tanta bola a la prosa", sostiene Sergio.

"A veces la melodía es hermosa pero hay que ponerle una letra de mierda para no modificar esa melodía perfecta. Lo bueno de eso es que te permite interpretar la letra para el lado que querés. No hay que entender de una, sino interpretar", acota Leandro.

Luego de un demo grabado en los comienzos de la banda vinieron dos discos: uno que llevaba la foto de Menotti en la tapa ("estábamos en una etapa muy zurda", recuerda Sergio) y luego "Vulgata", término que significa algo así como difundir el arte y el conocimiento para que llegue a todos por igual.

En la segunda quincena de enero el trío se internará en algún estudio de Capital para grabar el tercer disco, que por ahora no tiene nombre. Traerá unos diez temas propios y tal vez algún cover, que podría ser "Parvas", de Almendra.

El disco va a sonar como trío, aunque ya está definido que Keke meterá varias guitarras en simultáneo.

Algo que muchos se preguntarán es cómo surgen los temas de El Eternauta. Y sobre este punto hay respuestas curiosas.

Sergio relata que por las dudas siempre guarda un anotador en la mesa de luz y que muchas de las mejores melodías se le ocurren cuando va caminando por las calles de Buenos Aires o cuando está haciendo cola en algún banco. "Ahí agarro el celular y grabo la melodía porque si no me olvido. A veces la gente me mira porque debo parecer un pelotudo grabando en el teléfono. Para nosotros es una condena. No podemos dejar de pensar en música".

Leandro, que trabaja en una metalúrgica, siente algo parecido. "A mí me encantan los motores y cuando escucho un motor enseguida lo relaciono con los ritmos de la batería. Estamos todo el día pensando en la música y eso genera una especie de locura".

En lugar de reservar la sorpresa de los temas para el lanzamiento del disco, iniciaron una gira en Xocolatl hace pocos días para mostrar el nuevo material "y demostrar que seguimos vivos".
El 16 de diciembre se presentarán en Virrey del Pino (saldrá un colectivo desde Cañuelas) y el 22 en Benito K, junto a las bandas "En el nombre del padre" y "Tristemente célebres".

VISIONES ENCONTRADAS
Afuera de Hueney siguen pasando más y más gauchos sudados vestidos con chalecos, pañuelo al cuello, botas y hasta algún echarpe de vicuña a pesar de los 35 grados.

Si hay algo que les molesta a los chicos de El Eter es la estrechez mental que hay en ciertos círculos locales sobre lo que es cultura y lo que no. "Hay un concepto provinciano y cerrado que detesto", resume Leandro.

En este sentido, Keke recuerda que hace tres meses fue a pedir permiso para tocar en la calle. "Me dijeron que no había plata para sonido; que nosotros teníamos que hacer una carta para pedir el corte de calle, otra carta para Cultura... Sin embargo fijate que cuando quieren, hay plata y las calles se pueden cortar". Keke es el que menos habla pero se nota que es el más enojado con su pueblo.
Sobre este punto, en la banda hay posiciones muy diferentes. Mientras que Sergio sueña con ser profeta en su tierra, Leandro piensa que el público más abierto al rock está en otro lado y Keke tiene ganas de irse para no volver.

"Yo quisiera ser profeta acá. Hace 14 años que vivo acá y me gustaría seguir tocando siempre acá. Me gustaría generar masividad en Cañuelas. Laburo afuera y veo a Cañuelas cada vez más linda. Siempre quiero volver", afirma Sergio.

"Yo no quiero ser profeta acá. Odio Cañuelas. No me gusta para nada y en cuanto pueda me voy de acá. Si me quedo acá me aburro y me estanco", responde Keke, sin medias tintas.

Su enojo es comprensible. Toda su vida gira en torno a la música. Al poco tiempo que surgió la banda empezó a estudiar en la Facultad de Bellas Artes de La Plata y desde entonces sólo se dedica a estudiar y los fines de semana, cuando vuelve a Cañuelas, da clases de música en su casa. En La Plata, todos los jueves, participa en el Jazz Session, donde músicos de distintas vertientes se juntan para compartir lo que saben.

Sergio y Lea, por su parte, se alegran que tras el "parate" post Cromagnon, ahora se está produciendo un nuevo movimiento musical, gracias a los bares que le dan lugar a las bandas o los encuentros espontáneos que se dan en muchas casas, asado de por medio.

"En su momento fue muy bueno el ciclo Arte Bares, porque los comerciantes estaban obligados a pagarle a las bandas. Ahora ese movimiento del rock está resurgiendo y para nosotros fue fundamental el Pre Divididos. Ahí todas las bandas se pusieron las pilas y sonaron como nunca habían sonado. Había mucha motivación. Fue como la primavera del rock en Cañuelas".



Sergio Massarotto (bajo).
Trabaja en una empresa y estudia filosofía.
Apodo: Cabezón
Fecha de Nac.: 19-12-1983
Signo: Sagitario (chancho en el horóscopo chino)
Una banda: Invisible
Un solista: Pedro Aznar
Un tema: Durazno sangrando (Spinetta)
Un ídolo: Marcelo Bielsa
Hincha de: Vèlez
Una mujer: mi vieja
Una película: Ciudad de Dios
Un libro: Ficciones (Jorge L. Borges)
Equipo: Hartke B90, bajo fender Squier J. Bass

Leandro Massarotto (batería)
Estudió Seguridad e Higiene y trabaja en una metalúrgica.
Fecha de nac.: 16-7-85
Signo: cáncer y búfalo
Una banda/solista: Led Zeppelin
Un tema: Rock & Roll
Un batero : Pomo - Jhon Bonham
Un ídolo: mi viejo
Hincha de: Vélez Sársfield.
Una mujer: Lupe
Una película: Nueve reinas.
Un libro: Recién venido a Bs. As. y Continuación de la nada.
Equipo: Batería Swistar Tama (cinco cuerpos) y platillos Paiste Crash Splash.




Matías López (guitarra)
Estudia Bellas Artes en la UNLP y da clases de guitarra.
Apodo: Keke`s
Fecha de nac.: 30-7-86
Signo: Leo
Una banda o solista: Astor Piazzolla
Un tema: Zita (Piazzolla)
Un guitarrista: Frank Zappa
Un ídolo: Spinetta y Zappa
Hincha de: Rosario Central (entre otros)
Una mujer: mi vieja
Una película: Frida
Un libro: Sobre héroes y tumbas (E. Sábato)
Equipo: Marshall Valvestate 80 w / Faim 335, Legend estratocaster

INFOCAÑUELAS
Diciembre ´06.