Volver a sección

Homenaje a dos grandes

En un postergado reconocimiento a dos personalidades de Cañuelas, el fin de semana se le impuso el nombre de Padre Leopoldo Rizzi y Escribano Salomón Odessky a dos calles del nuevo barrio Los Fresnos.

1 / 23

1 / 23

Tuvieron que pasar décadas para que el padre Leopoldo Rizzi y el Escribano Salomón Odessky recibieran un homenaje público por sus vidas dedicadas a la educación, a los jóvenes y las entidades intermedias de Cañuelas.

El sábado 7 de agosto se le impuso su nombre a dos calles del nuevo barrio Los Fresnos, una idea impulsada por Manuel “Lito” Odessky, hijo de Salomón, quien quiso unir en una esquina a dos hombres que proviniendo de religiones distintas (uno era católico y otro judío) fueron amigos entre sí e igualmente queridos por la comunidad.

Leopoldo Rizzi (más conocido como “El cura gaucho” por su costumbre de predicar con el Martín Fierro) nació en Cañuelas el 15 de noviembre de 1883 y falleció el mismo día de su cumpleaños, en 1973.

En el Colegio San Carlos de Buenos Aires tuvo la oportunidad de compartir horas de estudio con Ceferino Namuncurá, “El santito de las tolderías”. Se ordenó el 10 de abril de 1910.

En la década del 40 asumió la conducción del Colegio Salesiano Don Bosco de Uribelarrea y gracias a su gestión y compromiso logró refundar el establecimiento y evitar su cierre. Fue director y confesor hasta el día de su muerte.

Salomón Odessky nació en Carlos Casares el 12 de enero de 1907. Llegó a la ciudad como jefe del Registro Civil. Fue miembro de la biblioteca pública, Cruz Roja, miembro fundador del Rotary Club y de la Escuela Nacional. Fue presidente del Consejo Escolar, Bomberos Voluntarios, Club Artesanos y Club Estudiantes.

Realizó numerosas contribuciones a la comunidad, entre ellas la donación de terrenos para la capilla del barrio Los Aromos, el Comedor Escolar Juan XXIII, las Escuelas 7, 15 y Don Bosco de Uribelarrea. En forma personal costeó muchísimas becas para que chicos y jóvenes de Cañuelas pudieras seguir estudiando. Falleció el 10 de junio de 1983.

Familiares, amigos, funcionarios, vecinos de Uribelarrea y un grupo de alumnos del Colegio Don Bosco participaron el sábado en el acto realizado en Los Fresnos.

Silvia Gorostidi de Marcos, Tomás Riva y Nelia Curone hablaron sobre los homenajeados en tanto que el poeta Néstor Mori recitó su poema “Un cura gaucho”.

El presidente del Rotary de Cañuelas, Mario Morrone y otros miembros rotarios descubrieron una placa en recuerdo de Salomón, mientras que se leyó un aforismo enviado por el escritor José Narosky –amigo de la familia Odessky- que bien resume la personalidad de los homenajeados: “Más grande el hombre, menos se hace notar”.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos