Volver a sección

Feliz experiencia en Alemania

El grupo de intercambio que representa al Distrito 4855 de Rotary Club Argentina recorrió el país europeo y mostró nuestra cultura. Entre los jóvenes se encuentra el cañuelense Agustín Boza.

1 / 15

El día de la salida en Ezeiza, el 17 de mayo.

1 / 15

Los seis jóvenes que representan al distrito 4855 de Rotary Club y a nuestro país en Alemania, pasaron ayer una jornada excepcional. Luego de recorrer las hermosas geográficas del país europeo, pudieron ver el partido Argentina-Corea en la ciudad de Leverkusen, ubicada en el estado de Renania del Norte-Westfalia, en la ribera oriental del Río Rin.

Así lo relata el team leader, Mauro Casal –de la ciudad de Lobos- a través de su página de Facebook. “Hoy en Leverkusen, ¡vamos Argentina!”, dice seguramente cargado de emoción a la distancia pero feliz de vivenciar esta experiencia inolvidable.

Lo acompañan el cañuelense Agustín Boza, Natalia Facciolo (Mercedes), Soledad Beccaria (Lobos), Romina Marquez (Haedo Norte) y Gabriel Tolosa (Chivilcoy).

El viaje fue subvencionado a través de la beca para el Intercambio de Grupos de Estudios (IGE) Argentina patrocinado por la Fundación Rotaria.

EL VIAJE

Los jóvenes partieron de la Argentina el 17 de mayo y están realizando un apasionante viaje de intercambio cultural, en el que no sólo han conocido lugares magníficos y cargados de historia sino también han logrado hacer camaradería con las familias rotarias de Alemania.

Asimismo, entablaron lazos con grupos profesionales ya que los argentinos pudieron realizar jornadas especiales de capacitación junto con especialistas en las ramas de la economía, la informática, la educación y las relaciones públicas (en función de sus respectivos perfiles).

En cada ciudad, mostraron nuestro país a través de fotografías, videos, productos típicos (no faltó el dulce de leche ni los diseños de puro cuero) e incluso se animaron a bailar los ritmos típicos como el tango y el cuarteto cordobés. 

Recorrieron las ciudades Frankfurt, Bonn, Colonia, pequeños poblados típicamente alemanes como Linz, Wuppertal, Koblenz, donde se unen los ríos Mosel y Rhein, patrimonio cultural de la Humanidad según la Unesco. También conocieron la frontera con Holanda y Bélgica.

No faltaron las visitas a catedrales, museos (Neandertal, Germánico – Romano, Industrial del Rhur en Essen), bares típicos, universidades como la de Ciencias Aplicadas de Colonia, Subsede Gummersbach.

Tras la llegada a Berlín recorrieron los tramos del “Muro” que aún siguen en pie, el icónico Aeropuerto de Berlín-Tempelhof, el Río Spree, el monumento a las víctimas del Holocausto, el Edificio del Reichstag y muchos otros sitios.

Por supuesto que hubo momentos para el ocio y las tardes en la pileta ya que la temperatura trepó a los 30 grados durante varias jornadas. El mate fue un compañero ineludible, sobre todo en los habituales viajes en tren, y no faltaron las camisetas de la selección y las banderas argentinas.

Ayer, a la distancia, vivenciaron el mundial y se emocionaron con los goles de Higuaín. Pronto estarán de regreso; traerán consigo las experiencias, los buenos momentos, seguros de que también nuestro país fue muy bien representado.

INFOCAÑUELAS
 

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos