Volver a sección

El polo como estilo de vida

A un paso del centro de Cañuelas comenzó a funcionar un nuevo centro hípico. Polo femenino, masculino y polo para niños en un ambiente relajado son las características de esta nueva propuesta.

1 / 11

1 / 11

Adolfo Cambiaso logró proyectar el polo a nivel mundial y convertirlo en un deporte cada día más popular y masivo, alejado de esa impronta elitista que lo caracterizó en sus orígenes.

Con ese espíritu, Daniel Santos y Carolina Chacón acaban de inaugurar el Club Hípico y de Polo Cañuelas, a pocas cuadras del centro de la ciudad.

El establecimiento ofrece clases de equitación y de polo para varones, pero también polo infantil y femenino en un ambiente familiar y distendido.

Daniel es cardiólogo del Instituto Fleming de Buenos Aires y Carolina es jefa de Radioterapia en el mismo centro médico. Daniel tiene vínculos con Cañuelas desde los 5 años, cuando venía a pasar los fines de semana en el campo de su padre.

A fines de 2009 -fruto de la admiración por Cambiaso y también con el objetivo de desarrollar una actividad al aire libre para su familia- surgió la iniciativa de abrir un Club abierto a la comunidad.

"No queremos desarrollar un proyecto dirigido a los extranjeros ni con un estilo elitista, sino algo más popular y pensado para la gente de Cañuelas. Nuestro deseo es que la comunidad de Cañuelas se identifique con este Club", contó Daniel a InfoCañuelas.

Bajo la mirada de Rubén Fosco, el emprendimiento ofrece clases de equitación y polo para niños desde los 3 años.

Los chicos empiezan a tomar clases montando en petisos. Así adquieren equilibrio, aprenden los primeros pasos y luego incursionan en el manejo del taco, las tácticas y finalmente la competencia.

Daniel considera que un año es el tiempo que demanda aprender los rudimentos del juego.

"Tradicionalmente el polo está visto como una actividad varonil. Pero afortunadamente hemos logrado interesar a la mujer. Muchas iban a acompañar a sus maridos y así terminaron enganchadas con un deporte que es apasionante".

Daniel también cuenta que el Club ofrece la alternativa de la equinoterapia. Los chicos hiperquinéticos, por ejemplo, encuentran en la equitación una actividad sumamente efectiva para canalizar su energía.

Además, toda la actividad tiene un carácter muy didáctico, ya que los chicos pueden observar todo el proceso de cuidado de los animales y colocación de la montura.

Si los inscriptos no cuentan con indumentaria, por el mismo costo de la hora el Club provee la montura, casco, tacos, bochas y otros accesorios.

La infraestructura se compone de una cancha de polo de 320 m2 con vallas de seguridad, picadero para clases de equitación, establo para 20 caballos y un SUM de estilo campestre ideal para los "terceros tiempos" y para celebrar "cumpleaños hípicos" o eventos en un entorno verde.


INTEGRACION CON CAÑUELAS

Una vez que el emprendimiento logre consolidarse con los primeros alumnos, la idea de Daniel y Carolina es que el club cañuelense pueda desarrollar las primeras competencias.

Para el 2011 ya se está programando la "Copa Potrillo" de polo infantil y también inscribir a la institución en torneos regionales.

Otra iniciativa es becar a un grupo de alumnos de escuelas públicas de Cañuelas para que los chicos interesados puedan aprender polo de manera gratuita y sumarse a un equipo representativo del distrito.

El Club Hípico y de Polo Cañuelas funciona sobre la ruta 205 km. 64,5 (para llegar hay que tomar la primera calle que baja a la derecha en el comienzo de la 205, al lado de la parrilla Don Santiago).

Para más datos y consultas, comunicarse al tel. (02226) 15 41 0462 o ingresar a la web www.clubhipicocanuelas.com.ar

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos