Volver a sección

El Dakar con mirada cañuelense

Jonathan Díaz participó del recorrido del Dákar 2009 y en 2011 repetirá la experiencia a bordo de su moto, una Suzuki GS 450. Partirá desde Rosario el 2 de enero y planea hacer el recorrido de la exigente prueba.

1 / 13

1 / 13

Jonathan Díaz, un cañuelense de 28 años, prepara un nuevo desafío: acompañar el Dakar 2011.

En 2009 Díaz -papá de Leyla, de tan sólo 4 años- decidió emprender el viaje hasta Saladillo desde donde arrancaba la competencia de esa temporada.

Allí conoció un grupo de aventureros como él que se prendieron en la idea de hacer la prueba siguiendo el mismo recorrido de los autos, motos, cuatriciclos y camiones inscriptos en la competencia internacional.

“Lo que hicimos fue vivir desde adentro lo que es el Dakar” dijo a InfoCañuelas.

En ese año decidió arrancar y dio la vuelta junto a la prueba a excepción de una etapa que no recorrió. “Vos estás loco…” recuerda Jonathan que le decían sus amigos cuando les contaba que había decidido seguir la ruta de la carrera.

De esa experiencia consiguió filmaciones y fotos inéditas que decidió compartir con InfoCañuelas.

En 2010 no pudo concretar esta travesía por un inoportuno desperfecto en su moto.

Ahora, en 2011, tiene todo planificado. Díaz trata de no dejar nada librado al azar. Conoce lo exigente de la carrera y lo peligroso que pueda resultar.

Obviamente que por una cuestión presupuestaria no puede inscribirse como piloto. Eso le acarrearía un costo de equipamiento técnico y de recursos humanos imposible de afrontar.

Entonces opta por “acompañar” y así lo hará. "La experiencia del año anterior me indica que debo salir delante de los corredores, por eso yo no voy a Victoria (Entre Ríos) sino que los voy a estar esperando en Rosario (Santa Fe) y de allí empezar la ruta del Dakar” contó el aventurero.

Para la travesía preparó su Suzuki GS 450 a la que también equipo con tecnología para estar lo más posible al nivel de la competencia. La autonomía de su moto es de 350/400 km, y teniendo en cuenta que las etapas del Dakar oscilan entre los 600/800 km Jonathan buscó los lugares propicios para la recarga de combustible, como así también las alternativas para pernoctar cada una de las noches, en especial las duras jornadas a través del desierto chileno y la puna argentina.

Su pequeña hija Leyla lo ayuda y sostiene en esta aventura. Ha bautizado como “Olivia” a su moto con la que se apresta a iniciar esta aventura que arranca el próximo 2 de enero desde Rosario.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos