Volver a sección

Agustín Sulpis: de Las Cañas a Italia

El ex jugador de Regatas habló sobre su presente en el Lazio italiano y sobre el excelente mundial de <br>Los Pumas en Francia.

El cañuelense Agustín Sulpis (31 años), ex jugador de Las Cañas y de Regatas, está comenzando la segunda temporada como integrante del S.S. Lazio Rugby 1927, la sociedad "sportiva" más antigua de Italia dentro del rugby.

Este año el club transita la serie A2, una reubicación de segunda división con aspiraciones de pelear las semifinales e ingresar a primera división.

Agustín sigue jugando siempre de apertura. El año pasado terminó como goleador de la zona, con 280 puntos anotados en 22 partidos. Además, fue el único jugador del plantel que terminó el campeonato jugando todos los partidos.

Con respecto al torneo que está por comenzar este año, cuenta que el equipo está mejor armado, con un plantel más numeroso que el del año pasado y con un entrenador nuevo, el mismo que dirigió a Agustín en los dos años que jugó para el Venezia.

En esta entrevista con InfoCañuelas, el ex jugador de Las Cañas habló de su actualidad en Italia, de su vida en Roma junto a su esposa, la "leoncita" Martina Arcostanzo, de su pequeño hijo Segundo y del fantástico mundial que están haciendo Los Pumas.

-¿Cómo llegaste al Lazio?
-Llegué por medio del presidente del club, que es un abogado que tiene un estudio en Roma y Venezia, no lo conocía personalmente pero él me había visto jugar en Venezia. Ahí jugué dos años y ahí salimos segundos en el primer año en Serie A1 y ganamos la final en el segundo año que nos dio la posibilidad de subir a la máxima categoría.

-También tuviste un breve período en Francia. ¿Cómo fue esa experiencia?
-Sí, al otro año decidí irme a un club de Francia llamado Pays de Aix en Provance, más que nada porque tenía muchas ganas de conocer el rugby francés. Fui a la segunda división llamada PD2, pero no me fue muy bien debido a que el entrenador se las agarró conmigo. Desde que me vio no me tuvo en cuenta, pero son cosas que pasan cuando se habla de profesionalismo. Estuve entrenando por 4 meses sin poder jugar hasta que se llegó a un arreglo. De ahí nos volvimos con mi esposa a la Argentina, pensando en radicarnos definitivamente, pero en septiembre del 2006 llegó el llamado de la Lazio y ahí con Martina (que ya estaba embarazada de 4 meses) tomamos la decisión de volver a Italia.

-¿Fue dura la decisión de dejar la Argentina justo cuando venía tu primer hijo?
-No, la decisión de que Segundo naciera en Italia no fue tan dura. Con Martina lo hablamos y la verdad es que nos pusimos de acuerdo enseguida. Lo más importante es que salga todo bien y que estemos los tres juntos. Igual vinieron los padres de ella y los míos a visitarnos. La principal razón por la que estamos haciendo esta experiencia acá es para disfrutar a Segundo en tiempo completo, algo que en Argentina es muy difícil.

-El rugby es tu único medio de vida en Italia o tenés otro empleo?
-Por ahora vivimos del rugby. Martina tiró algunos currículums y yo me había venido con algunas propuestas de laburo que todavía no se concretaron.

-¿Cómo es la rutina de trabajo en el Club?
-Trabajamos tres días por semana a la mañana en gimnasio y después del mediodía tenemos una charla o vemos un video sobre el partido anterior o el equipo a enfrentar y 4 días entrenamiento de 19 a 21 hs.
Aparte de eso hay días en que nos piden que demos charlas o entrenamientos a divisiones infantiles o juveniles y por último están los partidos. Cuando jugamos afuera, casi siempre salimos un día antes, concentramos en un hotel y jugamos los domingos.

-¿Qué diferencias encontrás entre el rugby en Europa y Argentina?
-Hay muchísimas diferencias: cantidad de jugadores por club, clubes que son sociedades... En nuestra división, hablando siempre del primer equipo, tenés un plantel de 40 jugadores donde no hay intermedia. Quiere decir que los que no entran en la lista de 22 jugadores para jugar el partido no juegan. De esos 40 jugadores hay 10 profesionales, 10 semi-profesionales y los 20 restantes son amateur, cuando en un club de Argentina todos los que juegan son amateur. Hablando de club, en toda Italia hay 10 equipos en primera división, 24 en segunda y unos 60 entre divisiones 3ª o 4ª, que vendría a ser lo que es el campeonato de la U.R.B.A. en Argentina, sin contar todo el interior.
Los Pumas, por ejemplo, están luchando para que en Argentina se juegue un torneo anual como lo hace Italia en los torneos de 6 Naciones o el 3 Naciones. Es una de las diferencias importantes que le falta al rugby argentino.

-¿Pasando a Los Pumas, esperabas tan buen desempeño en el Mundial?

-Te mentiría si no te dijera que me esperaba este desempeño, pero también es cierto que tuvo una etapa difícil. Así como clasificamos primeros e Irlanda se quedó afuera, podría haber pasado todo al revés.

-¿Fuiste a ver algún partido?
-La verdad que tuve la posibilidad de ir a ver el partido con Irlanda, pero como no estábamos seguros de conseguir las entradas, no fui, y un amigo que juega conmigo fue y al final pudo entrar al estadio. Son cosas que no te olvidás más pero ya con una familia no podés tirarte a hacer cosas que no son seguras. De todas maneras no me pierdo un partido. Ahora ya no puedo porque empiezo el campeonato y ya no tengo fin de semana libre hasta el 23 de diciembre.

-¿Hay algo que te sorprenda especialmente del equipo nacional?
-Del equipo no me sorprende nada, está jugando muy bien, lo veo muy consolidado, tienen la juventud y experiencia que un equipo de rugby necesita. Además hay jugadores desequilibrantes como Hernández, Contepomi, Ledesma, F. Lobbe, etc.

-¿Qué pálpito tenés para el partido ante Escocia?
-Lo veo duro pero creo que se podría llegar a semis por primera vez. Veo más duro eso que ganarle a Escocia. Como equipo es más débil que Irlanda, pero los partidos se juegan en la cancha, y son 15 contra 15. Los Pumas se van a tener que cuidar de no cometer muchas infracciones ya que los escoceses tienen un pateador infalible.

-¿Arriesgarías un resultado?
-Para mí ganamos por diferencia de 20 puntos o más. ¡Eso espero!

-¿Este desempeño de Los Pumas puede servir para difundir más el rugby en Argentina?
-Le va a servir mucho al rugby argentino a nivel dirigencial y mundial. En los últimos tiempos había una mirada distinto sobre el rugby argentino y si llegamos a una semi o una final creo que va a cambiar mucho. Es muy difícil hablar de lo que puede o tiene que cambiar el rugby argentino, pero siempre se busca crecer a nivel mundial. Después sigue el rugby nacional.

-¿Alguna vez soñaste con una convocatoria de Los Pumas?
-¿A quién no le gustaría jugar en los Pumas si jugó toda tu vida al rugby? Pero bueno, siempre hay que saber las condiciones y posibilidades que hay. De todas maneras me siento orgulloso porque he jugado con y contra muchos de los Pumas que están jugando el Mundial en este momento, ya sea en el seleccionado de Buenos Aires o cuando jugaba en Regatas de Bella Vista.
 
-¿Seguís la campaña de Las Cañas?
-Sí, la sigo siempre, ya sea por internet o por mi padre. ¿Qué mejor medio que tener a mi padre para que me diga como va todo? Es más, sé perfectamente cómo salen a la cancha cada fin de semana.

-¿Cómo ves al equipo?
-Lo que veo de Las Cañas es que está sufriendo un cambio generacional. Hay muchos jugadores jóvenes, con muchas condiciones, que con el tiempo van a adquirir experiencia.
 
Más info en la web del Lazio Rugby Club.

INFOCAÑUELAS
04-10-07