Volver a sección

Policiales

¿Qué dijo el municipio ante los disturbios del fin de semana?

"No se puede ni se debe afectar a vecinos que necesitan de la presencia y protección del Estado" indicó el Ejecutivo en un comunicado, apuntando contra las fuerzas de seguridad.

 

A raíz de los graves desórdenes provocados el fin de semana en las inmediaciones del boliche Alcuba -que dejó como saldo autos e inmuebles dañados, un herido y dos detenidos- la Municipalidad de Cañuelas emitió un comunicado en el que apunta primariamente contra las fuerzas de seguridad por la falta de control y prevención.

A continuación se transcribe el comunicado completo.

Frente a la serie de desórdenes ocurridos en el curso de la madrugada de este domingo 15 de abril, protagonizadas por grupos de jóvenes luego del cierre de los lugares de esparcimiento nocturno; el Municipio de Cañuelas comunica que llevará adelante las acciones necesarias a fin de colaborar desde su función articuladora, para que estos hechos que desde hace tiempo no se producían con esta intensidad, en lo posible, no se vuelvan a repetir.

Existe en el marco de los sucesos producidos diversas responsabilidades: en primera instancia de las fuerzas de seguridad que deben desarrollar una tarea de presencia preventiva, durante todo el día pero especialmente los días sábados en el horario nocturno; también de los lugares de esparcimiento-entretenimiento nocturno que tienen claramente una franquicia comunitaria para funcionar y deben hacerlo dentro de márgenes de responsabilidad social razonables y por último de los jóvenes con responsabilidades en los sucesos que deben ser evaluados por los organismos judiciales.

A raíz de los hechos sucedidos el municipio, que se encuentra en comunicación permanente desde primeras horas de la mañana con los responsables de seguridad, desarrollará inmediatamente comenzada la semana las acciones de articulación en la cual tiene injerencia y responsabilidad, para que todas las partes entiendan que más allá de los derechos y garantías de los ciudadanos, no se puede ni se debe afectar a vecinos que necesitan de la presencia y protección del estado en sus diversos niveles.