Volver a sección

Policiales

“Mi viejo murió haciendo la última gauchada”

Habló César, el hijo del vecino de Uribelarrea fallecido en el accidente de El Taladro. Regresaba de buscar a su ahijado en Cañuelas.

 Enrique Abelardo Pereyra.

“Mi viejo era un tipo muy colaborador, siempre intentaba ayudar a todo el mundo. Murió haciendo la última gauchada”. 

De esta manera César Pereyra despide a su padre, Enrique Abelardo (63) fallecido en la medianoche del viernes en un terrible accidente ocurrido en la ruta 205, a la altura del barrio El Taladro. En el siniestro también falleció su ahijado, el pequeño Rafael Betancourt, de un año y medio; y otro niño que iba en el segundo vehículo. Kiara Betancourt, de 4 años, internada en La Plata, será dada de alta en las próximas horas.

César aclara que su padre no era remisero (como trascendió de fuentes policiales), sino que había ido a Cañuelas a buscar a su ahijado.

“La mamá del nene le había pedido a mi viejo que fuera el padrino de su hijo porque estando ella embarazada él la llevó a tener familia. Mi viejo aceptó con gusto. El viernes ella fue con sus dos nenes en lo de su ex pareja, que vive en el barrio Libertad. Por algún motivo los nenes no se podían quedar en la casa del papá, entonces ella lo llama a mi viejo para pedirle que los fuera a buscar. Mi mamá le dice a mi viejo:  ´¿Quelo, te parece ir a esta hora?´ Pero como era él, agarró el auto y salió a buscarlos. Fue su última gauchada”.

Enrique había nacido en la estancia La Pelegrina de Ceibas, Entre Ríos. A los 23 años se instaló en Uribelarrea, donde se casó y tuvo tres hijos. Trabajó en el Campo El Pato y en otros establecimientos de la zona, hasta que se jubiló. En los últimos años se desempeñó como parrillero del restaurante El Palenque.

Amante del tradicionalismo, en su juventud fundó el centro tradicionalista Cahuintun. Si bien con el tiempo el grupo se disolvió, Pereyra continuó colaborando con varios centros de la zona cuando necesitaban jinetes para sus desfiles.



Pereyra, junto al banderín de su centro tradicionalista Cahuintun.