Volver a sección

| Policiales

“¿Cómo podemos seguir así?” El enojo de un productor al que le carnearon la segunda vaca

Ocurrió en un campo ubicado frente al club de campo El Palomar.

Ocurrió en un campo ubicado frente al club de campo El Palomar.

“¿Cómo podemos seguir así?” El enojo de un productor al que le carnearon la segunda vaca

 Los malvivientes sólo dejaron cabeza y osamenta.

Un productor de Cañuelas sufrió el degüello de una vaca -la segunda en lo que va del año- en su campo ubicado en la Ruta 3, detrás de la planta Heil Trailer, donde funciona un pequeño tambo.

“La primera me la robaron en febrero. En esa oportunidad se llevaron solamente los cuartos. Esta vez la mataron y se la llevaron casi completa. Hice la denuncia, vino el CPR y la Científica, pero no tengo ninguna noticia de quiénes fueron los que hicieron esto”, dijo a InfoCañuelas el productor Sebastián Cerviño.

El predio, donde hay alrededor de 15 vacas, se encuentra a unos 600 metros de la ruta, a la altura del retén de Gendarmería.

“Tengo mucha bronca e impotencia, estoy cansado y siento que esto no se va a solucionar más. En Cañuelas tenemos un serio problema porque muchos de los recursos de la seguridad están afectados a los supermercados o los countries, ¿pero al campo quién lo cuida? La patrulla rural tiene un solo vehículo para recorrer todo el partido de Cañuelas. ¡Un solo vehículo para tres o cuatro policías!” lamentó Cerviño.

Tras encontrar los restos aún frescos del animal degollado, Cerviño grabó un video en el que exhibió toda su indignación. “Esto no lo hicieron por hambre sino de hijos de puta. En esta zona ya no se puede criar nada. Todos los días te encontrás con alguien al que llevaron un ternero o se le metieron para robarle herramientas. Y del robo millonario tampoco se sabe nada”, dijo en relación a la sustracción de entre 400 y 600 vacunos en un campo de Ruta 3 camino a San Miguel del Monte.

“Nos tenemos que juntar todos los productores de Cañuelas para ponernos de acuerdo y que por favor alguien de la Municipalidad haga algo. ¿Cómo podemos seguir así?” concluyó.