Volver a sección

Murió un vecino de Uribelarrea y desmienten que se haya ahogado

El hombre de 50 años sufrió un infarto mientras reparaba una moto.

 El fondo de Uribe visto desde la casa del fallecido.

Un vecino de Uribelarrea identificado como Carlos Castro, de 50 años, soltero, falleció hoy en la vereda de su casa, en la calle Mario Bravo s/n casi esquina Rosenbusch.

Los primeros trascendidos indicaban que el vecino había sufrido un ataque de epilepsia y que al salir en busca de ayuda, se había ahogado.

Fuentes que asistieron a la víctima informaron a InfoCañuelas que murió de un infarto frente a su vivienda, mientras arreglaba una moto. “Se ve que estaba renegando y murió de un ataque al corazón. Era un hombre que estaba enfermo, que solía tener convulsiones, muchas veces fuimos a asistirlo porque vive solo y lo encontraban tirado en su casa, pero es falso que haya muerto por caer al agua” dijo la fuente consultada por InfoCañuelas.

Los peritos convocados por el Destacamento de Uribelarrea concurrieron al lugar y constataron las causas del deceso.

Castro, empleado en el restaurante Pueblo Escondido, vivía en la última calle de Uribe, frente al campo que da al Colegio Don Bosco. Esa zona se encuentra muy inundada, como si se tratara de una gran laguna que se extiende hasta el establecimiento salesiano (ver video).

La víctima, que padecía esquizofrenia, vivió por muchos años en el hospital Dardo Rocha, donde fue internado por su familia. Hace unos años las autoridades lo externaron y desde entonces logró rehacer su vida y trabajar.