Volver a sección

Información general

Incendio en el Molino Cañuelas

El siniestro se originó en un depósito de pallets. Las llamas produjeron una caída de cables de alta tensión. No hubo víctimas.

Un incendio de gran dimensión se desató el domingo, alrededor de las 14, en un depósito al aire libre de pallets (tarimas de madera) de la empresa Molino Cañuelas, asentado en la esquina de Catamarca y Kennedy y pegado a los silos.

Las llamas alcanzaron una altura de más de cuatro metros y se propagaron rápidamente al consumir la madera y los envases de aerosol que habían sido arrojados en un contenedor de basura ubicado en el depósito.

El gerente del Molino, Jorge Urdampilleta, indicó en diálogo con InfoCañuelas que la brigada contra incendios de la empresa actuó inmediatamente cuando un obrero alertó sobre la presencia de humo en el lugar. También se dio aviso a los bomberos y se solicitó el corte de energía eléctrica en toda la zona ya que varios cables de alta tensión habían quedado tendidos sobre la calle.

"Cuando llegaron los bomberos ya estábamos atacando el incendio; la brigada está integrada por varios empleados que reciben una capacitación semanal", explicó Urdampilleta. Asimismo, manifestó que la actividad de la planta prosiguió normalmente y que la rutina no se vio alterada.

Alrededor de las 14.10, el momento de mayor intensidad del fuego, seis bomberos sumaron su trabajo desde las autobombas en medio de un intenso calor y de la espesa humareda.

Lamentablemente cuando salían hacia el Molino, el camión Clarck chocó contra una de las columnas del edificio de Mitre y San Martín y si bien pudo llegar a destino, se pudo observar el hundimiento del paragolpe y la rotura de accesorios del vehículo.

Gracias a la dirección del viento, el fuego pudo ser arrinconado contra el paredón que da hacia la calle Kennedy. Los vecinos del barrio, que se agolparon en la cercanía del siniestro, comentaban que era una suerte que las llamas no se dirigieran hacia los silos, sin ocultar el temor ante un eventual estallido.

Con relación a este tema, Urdampilleta llevó tranquilidad y dijo que la empresa toma todas las medidas de seguridad necesarias y que el depósito de palettes estaba ubicado en el lugar más seguro de la planta, ya que además debe estar alejado de los sectores productivos. "Los estallidos de silos se pueden producir por polvo suspendido, pero no se pueden generar por un siniestro cercano", agregó.
Pasadas las tres de la tarde sólo quedaban algunos focos de llama y se podía ver que los empleados del Molino levantaban los restos de las tarimas con una máquina elevadora.

Los bomberos usaron tres camiones, auxiliados por seis cisternas completas con un total de 20 mil litros de agua.

Una vez sofocado el incendio, las autoridades de la empresa y los expertos en seguridad industrial investigaban el origen del siniestro. "No tenemos definido qué lo produjo", puntualizó Urdampilleta e informó que no hubo ningún herido 

INFOCAÑUELAS
(09-10-06)