Volver a sección

| Información general

¿Todo el personal de salud está vacunado? Interrogantes tras la muerte de Fabián Britos

Una delegada gremial reveló que alrededor de 20 trabajadores siguen sin inmunizarse, en varios casos porque rechazan la vacuna.

Una delegada gremial reveló que alrededor de 20 trabajadores siguen sin inmunizarse, en varios casos porque rechazan la vacuna.

¿Todo el personal de salud está vacunado? Interrogantes tras la muerte de Fabián Britos

 Hospital Marzetti. Archivo.

La muerte del ambulanciero Fabián Britos (57), a causa de una neumonía bilateral provocada por coronavirus, generó un fuerte impacto en el ámbito sanitario local, sobre todo al conocerse que el chofer de SAME no estaba vacunado.

Dos son las versiones que circulan. En la víspera del trágico desenlace, Walter Britos dijo a InfoCañuelas que su hermano no pudo inscribirse en el sistema provincial Vacunate porque aparecía un error cuando intentaba cargar sus datos.

Distintas personas consultadas en el Hospital Marzetti aseguran que Fabián no confiaba en la vacuna y que al inicio de la campaña expresó su rechazo a la Sputnik. La subsecretaria de Salud, María Delia Pené, y el titular del Marzetti, Herná Charlón, no respondieron los llamados de este diario. “Por respeto a la familia el director no va a hablar del tema en este momento” dijo una fuente cercana al director. 

Quien sí accedió a hablar fue la delegada del gremio ATE en el área de salud, Sonia Barragán. Al ser consultada por InfoCañuelas dijo que al día de la fecha, sobre más de 400 agentes que tiene el hospital municipal, hay alrededor de 20 que no recibieron ninguna dosis y otro grupo que recibió sólo una. Algunos no pudieron inmunizarse porque se encontraban aislados cuando les llegó el turno o por algún error en la inscripción; otros porque no quieren vacunarse.

“Del caso puntual de Fabián no puedo decir mucho porque desconozco los detalles. Se dice que al principio no quería vacunarse y que cuando quiso hacerlo, por un error en el DNI no puedo inscribirse. No lo sabemos. Sí puedo decir que al principio estaba entre los que no confiaban y también es cierto que el turnero ha tenido algunas fallas que se han ido corrigiendo. Sé de compañeros que no se enteraron de la primera o segunda asignación del turno y fueron dados de baja del sistema”.

Sobre la falta de confianza de sus compañeros en la vacuna, Barragán explicó con mucha franqueza: “Vivimos distintas etapas. Entre diciembre y enero, cuando llegaron las primeras Sputnik, muchos no quisieron recibirla. Los que de entrada confiamos  y decidimos vacunarnos, hasta fuimos objeto de burlas. No decían que éramos chanchitos de la India, que nos estaban usando para probar si la vacuna servía”.

“Por mi trabajo en el área de Inmunizaciones una de mis funciones era convocar a los compañeros para que se anotaran. Muchos se reían y me decían que era todo chamuyo. Entre los que no se quisieron anotar y los que entraron de vacaciones o quedaron aislados, la vacunación se hizo muy lenta. En un momento se decía que si no estabas vacunado, la ART no te cubría. A muchos compañeros intentamos asustarlos con eso, en el buen sentido, pero ni siquiera así cambiaban de opinión. Incuso cuando falleció el Dr. Bornes el impacto fue muy duro pero tampoco entraron en razón. Le tenían miedo a la vacuna”.

Sonia Barragán, delegada de ATE.

Barragán asegura que recién en marzo, cuando muchos agentes, como ella, ya se habían aplicado la segunda dosis, “empezaron a darse cuenta de que la vacuna no te hacía mal”.

La delegada de ATE sostiene que al día de la fecha hay alrededor de 20 trabajadores de distintos sectores del Marzetti que siguen sin protección contra el Covid-19. “Entre esos 20 hay algunos que están mal ingresados al sistema, otros que no pudieron concurrir porque estaban aislados y un tercer grupo que se resiste a la vacuna. Esto no es nuevo y lo vemos todos los años con la antigripal, que en nuestro caso debería ser de aplicación general. Nosotros  insistimos con eso, pero muchos compañeros no se la quieren dar”.

Para Barragán, es un tema complejo de resolver, porque la vacuna es optativa. “No se puede vacunar a nadie por la fuerza; y si no estás ingresado al sistema, tampoco te la podés aplicar”.

Para la delegada gremial, la vacuna anticovid debería estar liberada para el personal de salud, de la misma manera que acaba de ser liberada para los mayores de 70. “Los que estamos en la primera línea de batalla deberíamos tener un acceso libre a la vacuna, de la misma manera que los bomberos o el personal de seguridad. Recién ahora hay bomberos que están recibiendo la primera dosis. Lamentablemente la escasez de vacunas nos lleva a esto”.

InfoCañuelas le preguntó a Barragán si a aquellos que no quieren inmunizarse se les exige alguna declaración jurada, a lo que respondió que no. “En ningún lugar te pueden obligar a ponerte la vacuna. Sólo hacen firmar una declaración a las personas que tienen una patología de riesgo y que luego de vacunarse deciden volver a trabajar. Sólo en ese caso exigen un consentimiento por escrito. Quizá ahora, con lo que ha sucedido con Fabián, las cosas cambien y obliguen al personal a vacunarse”.
 

x