Volver a sección

| Información general

“Macrismo recalcitrante”. La respuesta del Frente de Todos a los concejales Blasco y Álvarez

El interbloque del Frente de Todos salió al cruce de los opositores, luego de que reclamaran sanciones por la falsificación de una firma en un acta.

El interbloque del Frente de Todos salió al cruce de los opositores, luego de que reclamaran sanciones por la falsificación de una firma en un acta.

“Macrismo recalcitrante”. La respuesta del Frente de Todos a los concejales Blasco y Álvarez

 Alvarez y Blasco. Archivo InfoCañuelas.

La firma fantasma de la concejal Romina Marques Antunes (FdT) estampada en el acta de una reunión en la que no estuvo presente sigue generando chispazos entre oficialistas y opositores.

El lunes pasado el bloque Juntos por el Cambio le envió una carta a la presidenta del cuerpo, Margarita Trejo, solicitando la suspensión preventiva de los tres concejales involucrados en la maniobra (Marques Antunes, Diana Barcia y Maximiliano Mazzanti) y la aplicación de la sanción máxima prevista en el reglamento, es decir la destitución, para quien –luego de una investigación interna– sea encontrado responsable de la falsificación.

Este miércoles -sin confirmar ni desmentir el tema de fondo- el interbloque del Frente de Todos respondió con un duro comunicado en el que cuestiona la “altisonancia amenazante” de la oposición, con “maniobras persecutorias” propias del “macrismo recalcitrante”.

Si bien la carta del lunes a Trejo fue firmada por todos los integrantes del bloque cambieísta, los dardos del oficialismo están especialmente dirigidos a los concejales Carlos Álvarez y Natalia Blasco, quienes integran -junto a los tres nombrados- la comisión de Legislación y Reglamento donde se constató la firma irregular.

A continuación reproducimos el texto completo firmado por el interbloque.

En virtud de los hechos de público conocimiento el Bloque de Concejales y Concejalas del Frente de Todos expresa:

Que en todo momento actuamos conforme a derecho y en consonancia con el Reglamento Interno del Concejo Deliberante honrando nuestras funciones en las comisiones de trabajo y en el recinto siendo libres de cualquier canallada política.

Que rechazamos cada una de las acciones beligerantes practicadas arbitrariamente por los ediles de Juntos por el Cambio.

Asimismo condenamos la virulencia ejercida por el Concejal Álvarez y la Concejala Blasco, desconociendo ambos quizás que la ejemplaridad no deviene de la altisonancia amenazante sino de sostener en las conductas que día a día desarrollamos y lo que decimos en los proyectos que firmamos o que la legitimidad que permite conducir un Bloque Legislativo no pasa por creerse el “más vivo” o el “más piola” sino en poder mirar a tus Compañeros y Compañeras a los ojos y que sientan realmente la confianza al dar la espalda porque los representas.      

Nos resultan absolutamente inverosímiles sus artilugios querellantes forzando el espíritu y la letra del reglamento.

Este tipo de maniobras persecutorias y especulativas propias del macrismo recalcitrante tiene como principal fin la instalación mediática y el prejuzgamiento y lamentablemente como consecuencia no solo la degradación sino también la obstaculización del crecimiento institucional, mancillando y deshonrando los nombres de los funcionarios aludidos.

Repudiamos este tipo de actos violatorios del debido proceso y exhortamos a la oposición a un mayor apego por las normas y procedimientos previstos en nuestras disposiciones legales en procura de salvaguardar la dignidad y honorabilidad del cuerpo.
 

x