Volver a sección

| Información general

“La UCR local es un partido frío, chato y sin pasión” dijo Rizzi al presentar su candidatura

El ex intendente y ex senador provincial encabezó un encuentro junto a Gustavo Posse.

El ex intendente y ex senador provincial encabezó un encuentro junto a Gustavo Posse.

“La UCR local es un partido frío, chato y sin pasión” dijo Rizzi al presentar su candidatura

 Ezequiel Rizzi.

El patio del histórico comité de la calle Mitre fue el escenario donde Ezequiel Rizzi lanzó su candidatura a presidir la UCR de Cañuelas en los comicios internos del 21 de marzo, postergados por la pandemia. Junto a Gustavo Posse -candidato a gobernar el Comité Provincia- y un puñado de militantes y periodistas, brindó su primer discurso luego de 20 años alejado de la política activa.

Con la misma cadencia y los mismos tics discursivos -aunque sin el bigote que caracterizó sus veinte años en la cúspide del poder local, en los que fue dos veces intendente y senador- Rizzi volvió a apelar a la pasión, un combustible que consideró escaso en la actual conducción partidaria.

“El partido en Cañuelas es el reflejo de lo que ha pasado en la Provincia: un partido frío, chato, silencioso, sin músculo político, sin pasión, sin ideas o con algunas ideas que no se conocen. Nuestra pretensión es recuperar lo perdido en todos estos años” lanzó.

Recordó que el éxito de la UCR local a lo largo de dos décadas fue el resultado de “un partido vital, pasional, con grandes internas, con internas que eran casi lo mismo que una general. Eso queremos recuperar, la participación y el compromiso. Queremos abrir esta casa para escuchar, para que vuelvan los radicales que se fueron”.

Rizzi y Posse, candidatos de Protagonismo Radical.

Subrayó la necesidad de convocar nuevamente a los jóvenes -el propio Rizzi comenzó su carrera como presidente de la Juventud Radical en 1983-. “Soy un convencido de que muchos jóvenes están buscan do un lugar y que tienen un compromiso con una idea. Eso es justamente lo que le falta a la UCR local, una idea, que la gente de Cañuelas sepa por qué tiene que votar a un radical, qué hace, cómo vive, cómo trabaja”. Y en un guiño hacia los más jóvenes se rio de sí mismo al advertir que no tiene Facebook pero prometió abrir uno para amoldarse a los tiempos que corren.

En otro pasaje recordó la experiencia de Cristian “Polo” Pérez Armari, a quien apadrinó en su intento de competir en internas con Leonardo Iturmendi en 2019 antes de ser vetado por la estructura provincial.

“Vamos a garantizar reglas de juego claras para todos. No va a suceder nuevamente lo que le pasó a Polo, que lo proscribieron porque había un acuerdo a nivel provincial para no hacer nada en los distritos, cuando tenemos cultura democrática desde hace años”.

Acompañado el incesante canto de las “chicharras” -que Gustavo Posse confundió con grillos- Rizzi dijo que el perfil del intendente de San Isidro fue uno de los factores que lo decidió a volver a la política. Lo pintó como un hombre que siempre salió de su zona de confort -el gobierno local- para intentar trascender las fronteras distritales y vigorizar la UCR. También ponderó el “aporte intelectual” que están realizando Federico Storani y Juan Manuel Casella al sector de Protagonismo Radical.

Julio Del Valle obsequió merchandising del Cañuelas FC.

Posse devolvió los elogios al recordar que en Cañuelas, cuando a la UCR le tocó gobernar, “lo hizo bien, de manera eficiente y progresista, con el norte puesto en el ser humano en todas las etapas de su vida”.

Cuestionó la mezquindad que tuvieron el PRO y María Eugenia Vidal con la UCR durante la gestión de 2015-2019 por no haber cedido espacios a muchos dirigentes de experiencia, situación que marcó como una de las causas de la derrota ante Axel Kicillof. 

“Por falta de carácter el radicalismo no aportó todo lo que podía aportar. Si en la provincia de Buenos Aires, donde se podría haber ganado, el radicalismo podría haber aportado todos sus cuadros y equipos, intendentes que ya han terminado su mandato y tienen experiencia en gestión, otro hubiese sido el destino del radicalismo y de la provincia”.

En esa línea dijo que el radicalismo “debe ser un fuerte elemento de tracción” en la coalición de Juntos por el Cambio, lo que contribuirá a incrementar el 41 % de votos obtenidos en 2019.

x