Volver a sección

Información general

¿Cómo sigue la causa del allanamiento al municipio?

El expediente quedó a cargo de la Fiscalía 17 de La Plata, que podría declinar la competencia en un Juzgado Federal.

 Los abogados de la comuna el día del allanamiento.

El 6 de agosto un equipo de Gendarmería allanó las oficinas de la Municipalidad de Cañuelas y el Hospital Marzetti en el marco de la causa Nro. 2.732 por malversación de caudales públicos iniciada de oficio por la UFIJ 2 de Cañuelas, a cargo de Norma Pippo, a partir de las declaraciones periodísticas de la contadora Evelyn Cantoni.

Al cabo de seis horas, los gendarmes se llevaron varias cajas con documentación contable y backups de computadoras relacionados al período 2009-2018. Todo ese material permanece secuestrado en el Edificio Centinela.

A principios de septiembre Pippo giró las actuaciones a la Fiscalía General de La Plata, debido a que las fiscalías descentralizadas no pueden avanzar en causas que involucren a funcionarios locales en presuntos delitos.

Posteriormente la Fiscalía General asignó el expediente a la Fiscalía Nro. 17 de La Plata, una UFI de flagrancia creada hace cuatro meses, a cargo de la Dra. María Eugenia Di Lorenzo. El voluminoso expediente llegó a su despacho justo en la semana en que se encontraba de turno, por lo que recién pudo comenzar a analizarlo la semana pasada.

De acuerdo a los datos obtenidos por InfoCañuelas, la Dra. Di Lorenzo podría solicitar una declinatoria de competencia para unificar la IPP 2.732 con una causa penal iniciada el 31 de agosto en el Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora a cargo del Dr. Alberto Santamarina. Fue iniciada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) contra la Municipalidad de Cañuelas por una deuda de 14 millones de pesos que el organismo le reclama al municipio por retenciones del Impuesto a las Ganancias que no fueron depositadas en la cuenta del fisco.

Si bien la causa originada en la UFIJ 2 de Cañuelas investiga una supuesta malversación de fondos en la contratación de médicos truchos; mientras que la denuncia de AFIP se refiere a una retención indebida de impuestos, las fuentes judiciales consultadas por este medio consideraron que hay elementos en común que ameritarían una unificación de los expedientes en el Juzgado Federal.

Si la Dra. Di Lorenzo define ese camino, el Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas definirá si convalida o no el traslado de la causa 2.732 al Juzgado Federal. Cualquiera sea el camino, definir el futuro de la causa demandará varias semanas.