Volver a sección

En La Noria mueren animales por la crecida

Al aislamiento de los campos se suma la mortandad de terneros y corderos. "Los potreros están totalmente inundados porque falta obra pública. El agua no tiene para dónde salir" dijo un productor afectado. El intendente mantuvo reuniones en Nación, pero todavía no se anunciaron medidas concretas.

1 / 6

El establecimiento La Media Moneda, totalmente inundado.

1 / 6

Los productores de la zona de La Noria, en el partido de Cañuelas, viven horas dramáticas debido al inédito régimen de lluvias agravado por la ausencia de obras preventivas. Ni la Municipalidad se ha ocupado de mantener los caminos secundarios ni Vialidad Provincial ha cumplido con su responsabilidad de atender los caminos troncales. 

Alejandro Puricelli, propietario de "La Media Moneda", explicó que en varios sectores de su campo los animales están con el agua hasta la panza.

"Se me han muerto un montón de corderos y por lo menos 15 terneros. Cuando nacen las crías caen de cabeza al suelo, y como normalmente tardan varios minutos en incorporarse, se mueren ahogados".

Hace unos días vivió una situación de emergencia cuando uno de sus empleados sufrió un pico de hiperglucemia. A duras penas logró salir con una camioneta 4x4 por uno de los caminos secundarios que llegan al campo (los dos principales ya no se pueden utilizar). El empleado permanece internado en un centro asistencial del Gran Buenos Aires.

Puricelli, un habitual participante de la Rural de Palermo, este año no pudo concurrir con sus caballos criollos. "Lamentablemente no pudimos estar porque fue imposible salir con los animales. No se pudo trasladarlos en el trailer. Evaluamos sacarlos andando, pero era muy riesgoso porque el piso está muy blando en las calles, y en el campo el agua les da hasta la panza", añadió el productor.

 "Los potreros están tapados de agua porque falta obra pública. Si bien es cierto, como dice la Municipalidad, que está lloviendo muchísimo, también es cierto que desde hace años no se realiza un trabajo preventivo. Las calles están mucho más bajas que los campos. No hay zanjas. No hay canalizaciones. El agua no tiene para dónde salir", concluyó.

LOS INTENDENTES SE REÚNEN, PERO TODAVÍA NO HAY MEDIDAS

El intendente Gustavo Arrieta y unos veinte colegas de la región se reunieron ayer con el secretario de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Javier Rodríguez.

Durante el encuentro los jefes comunales de distritos pertenecientes a las cuencas del Río Luján, la Media y Baja del Río Salado y del Samborombón, detallaron al Secretario los niveles de afectación de las vías de transporte productivos de sus distritos para acordar la implementación de un paquete de medidas paliativas.

“A partir de esta reunión con los intendentes de la provincia de Buenos Aires estamos armando un plan de trabajo y es nuestra intención llegar a resultados concretos a la brevedad”, detalló el responsable de Emergencia Agropecuaria de la cartera Nacional.

Como resultado de la jornada se acordó la presentación de proyectos puntuales por cada distrito para la reparación y rehabilitación de los caminos rurales "afectados por la coyuntura climática". 
Dentro de quince días habría un nuevo encuentro para formalizar la implementación de la asistencia que será aplicada en cada caso a partir de la finalización de la estación húmeda.

“Los municipios presentes nos vamos conformes con la reunión, hemos articulado con el secretario Rodríguez las herramientas para poder avanzar con la reparación de los caminos que no sólo se ven afectados sino devastados por un régimen de lluvia que ha duplicado en un semestre el registro de años enteros. La permanencia de este fenómeno nos impide dar la solución que nos gustaría y que nuestros vecinos se merecen”, indicó Arrieta.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos