Volver a sección

El policía sigue preso y se cree que mató a su novia en forma accidental

El oficial Agüero, de 19 años, declaró que se le escapó un tiro cuando le explicaba a Romina cómo limpiar el arma.

 Así quedó la escena.

Nicolás  Fernando Agüero -el joven policía de 19 años que asesinó a su novia, también integrante de la fuerza, de un disparo en el rostro- declaró que se le escapó el tiro de manera accidental.

Agüero prestó declaración indagatoria ante el fiscal Lisandro Damonte, quien solicitó su detención por homicidio calificado agravado por ser funcionario policial y por el uso de arma de fuego. El Juzgado de Garantías a cargo del Dr. Martín Miguel Rizzo aún no resolvió el pedido.

El miércoles al mediodía Agüero y su novia Romina Eliza Ugarte -numeraria del Comando de Patrullas de Cañuelas- se encontraban almorzando en la casa alquilada por él en Echeverría 2226 del barrio Libertad. De pronto se escuchó una detonación y los gritos del muchacho “La maté sin querer”, según testificaron vecinos.

En la escena del crimen la Policía Científica halló el cuerpo de Ugarte junto a una mesa de pino con salpicaduras de sangre y dos sillas enfrentadas. Había restos de pan, una 7 Up a medio consumir, una olla, un sobre de mayonesa, cubiertos y dos platos usados. Los peritos secuestraron dos pistolas: la Thunder Pro serie Nro. 13h02466 de Agüero; y el arma reglamentaria de su pareja.

En su declaración de este jueves ante el fiscal Damonte, Agüero relató que durante la sobremesa le estaba explicando a su novia cómo lubricar el arma porque ella le había manifestado que se le trababa. “Ella me devolvió el arma y en el momento en que la agarro dada vuelta con el cañón hacia ella, no la suelta, es como que se le engancha y se efectúa el disparo en forma accidental. No sé cómo sucedió…”, fueron las palabras del policía en el momento más dramático de su relato.

Si esta versión se confirma con pericias y demás testimoniales, el caso no sería caratulado como femicidio, ya que Agüero no habría matado a su novia por su condición de mujer ni la muerte se habría producido en un contexto de violencia de género.



Las armas secuestradas en la casa de calle Echeverría.
 

Agüero, de 19 años, oriundo de Berazategui, acaba de egresar de la Escuela de Policía Juan Vucetich, donde realizó un entrenamiento y capacitación de un año. Desde el 26 de diciembre se encontraba en comisión afectado al Operativo Sol en Cañuelas. Mantenía una relación de noviazgo con Ugarte, aunque no convivían.

La víctima, de 26 años, era oriunda del barrio Los Pozos, madre soltera y estudiante de enfermería. Su objetivo era terminar la carrera este año y dedicarse a su nueva profesión para evitar los riesgos de trabajar en la policía y compartir más tiempo con su hijo.