Volver a sección

El obispo les pidió a sus sacerdotes que “recen” por el Santa María

Monseñor Gabriel Barba les envió un comunicado a sus colaboradores de la Diócesis, preocupado por la situación del complejo parroquial.

 Gabriel Barba durante su homilía en Salta.

Desde Salta -donde participó en la multitudinaria festividad de la Virgen del Milagro- el obispo Gabriel Barba les envió un mensaje de WhatsApp a los sacerdotes de la Diócesis de Laferrère pidiéndoles que “recen” por la delicada situación que se está viviendo en el complejo parroquial Santa María de Cañuelas.

Como trascendió en las últimas horas, una alumna del nivel secundario denunció que fue acosada y manoseada por un sacerdote que estaba a cargo de la catequesis en el complejo parroquial. Antes de que se conociera la denuncia por los medios periodísticos, la joven se cambió a otro colegio mientras que el catequista desapareció de Cañuelas. La explicación que dieron las autoridades educativas fue que el obispo "lo necesitaba en Laferrère".

En las últimas horas Barba hizo llegar un comunicado a todos sus párrocos y auxiliares pidiéndoles que “recen” por la situación. Fue la única expresión oficial que trascendió sobre el caso, ya que ninguna autoridad local o diocesana se manifestó hasta el momento.

Asimismo, trascendió que Victorina Ramos, titular de la Junta Regional de Educación Católica (JUREC), el organismo rector de los colegios católicos de la Diócesis, envió un comunicado sobre el tema a los sacerdotes, aunque los detalles de su contenido se desconocen.

A través de las redes sociales la comunidad educativa está convocando a una marcha para el día de mañana a las 13 hs. frente a la sede de la calle Del Carmen; y también se invita a concurrir a clase con alguna prenda o distintivo negro.