Volver a sección

El día que Alberto Nisman voló en paramotor

A mediados de 2014 el fiscal estuvo en Cañuelas realizando un curso de vuelo en la Escuela de Paramotores La Búsqueda. Te mostramos las imágenes.

1 / 3

Nisman, de jeans y mocasines, en su primer vuelo, junto al instructor Marcelo Toledo.

1 / 3

Una de las facetas menos conocidos del fiscal Alberto Nisman, fallecido el fin de semana en dudosas circunstancias, es que disfrutaba de los deportes extremos. Tanto es así que entre abril y mayo de 2014 comenzó a realizar un curso de vuelos en paramotor en la escuela La Búsqueda, de Marcelo Toledo, ubicada sobre la Autopista Ezeiza-Cañuelas, a 3 kilómetros del centro de la ciudad.

Según relató Toledo a InfoCañuelas, Nisman alcanzó a realizar tres vuelos, pero luego los interrumpió cuando intensificó la investigación de la Causa AMIA.

"Vino tres veces a volar. La primera lo hizo para probar la actividad. Cuando se bajó del paratrike se sintió fascinado y me dijo que era lo que necesitaba para desenchufarse de la sobrecarga laboral. En las semanas siguientes voló dos veces más durante un par de horas, haciendo la instrucción. Pero luego interrumpió el curso. De todas maneras me llamó para decime que lo esperara, que su intención era continuar cuando tuviera un poco más de tiempo".

Según Toledo, Nisman se presentó como un particular y con el correr de las horas, cuando fue tomando confianza con su instructor, se identificó como fiscal. "Era una persona muy agradable, sin ningún tipo de humos. La segunda vez que vino al campo terminó tomando mate con nosotros".

En las tres oportunidades en que estuvo en el predio de Cañuelas llegó solo, en un BMW blanco conducido por uno de sus custodios.

"Estoy muy triste, lo que ha sucedido con Nisman nos demuestra que estamos en un momento muy delicado. Pareciera que aquello que a la política no le gusta tiene que desaparecer", concluyó Toledo.

El nombre de Cañuelas no era desconocido para el fiscal, ya que en la ciudad se encuentra una de las tres mezquitas del país, en un inmueble que pertenece a Moshen Rabbani, diplomático iraní imputado en la causa. También en Cañuelas construyó su casa el piquetero Luis D´Elía, otro de los que aparecen en las escuchas.

INFOCAÑUELAS  

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos