Volver a sección

Ejemplo de mujer

Todos podemos poner un granito de arena al mundo para mejorarlo. Así lo demuestra la historia de Natalia Navarro, impulsora de Las Pumas Hockey Club de Los Pozos.

1 / 8

Natalia Navarro junto a dos colaboradoras del club.

1 / 8

Siempre digo que mi trabajo me lleva a conocer mucha gente. Cada uno me enseña algo y me deja una huella. En una oportunidad llegó un llamado de Natalia de Castelar, quien se contactaba conmigo por su boda. Así fue como la maquillé para su gran día soñado. Gracias a Facebook nos mantuvimos en contacto. En 2013 Nati estaba organizando el festejo del día del niño en la localidad cañuelense de Los Pozos. Me propuso colaborar maquillando a los nenes. Fue gratificante, enriquecedor, dibujarles corazones, estrellas y las ocurrencias de los nenes ese día de agosto . Compartir con ellos unas horas, ver lo que Nati había logrado. Ese día conocí a Natalia desde otro lado y quedé admirada por sus ganas de ayudar desinteresadamente.

Natalia Navarro tiene 2 hijos y está casada. En el 2013, cuando estaba terminando su casa de fin de semana en la localidad de Los Pozos (su mama vive allí desde hace 15 años), los vecinos le comentaron que estaban sin luz desde hacía varios días. Desde ese momento comenzó a enterarse de distintas situaciones y carencias que sufrían los habitantes del lugar.

Logró no sólo que la escuchen en la Municipalidad, recuperando la energía eléctrica, sino que a partir de ese momento se hizo cargo de la comisión vecinal, que no funcionaba desde hacía 20 años, siendo electa presidente.

La idea principal fue ayudar a los niños, por eso en agosto armó el primer festejo. Le otorgaron un predio de grandes dimensiones donde Nati comenzó a soñar y proyectar un merendero y un club de hockey. De esa forma podía inculcar valores a la juventud y darles contención. 

Natalia tiene una gran personalidad, puede llevarse el mundo por delante cuando ingresa a un lugar. Esa seguridad en sí misma y el amor que le nació al iniciar su ayuda al prójimo le dieron el empuje para comenzar a cumplir esos sueños. Junto a un grupo de mamás de la localidad logró armar un equipo femenino adolescente: Las Pumas Hockey Club, con 80 nenas, de las cuales actualmente continúan asistiendo 45. Comenzaron a entrenar en el predio. Y luego pudo por fin comenzar el trabajo con el merendero Los Tiburoncitos. Es mucha la labor que tuvo Nati para llevar adelante sus ideas, desde la limpieza de la cancha, conseguir los equipos deportivos para las nenas, los alimentos, bebidas para las meriendas, y así con cada proyecto, esta mamá -que es una verdadera Puma-, sigue adelante aunque surjan piedras en el camino. 

Creo que todos en un momento de nuestras vidas sentimos esa necesidad de ayudar a otros, pero pocos son los que atienden ese llamado. A veces hace falta coraje para tocar ese timbre en esa institución y ofrecer nuestras manos, ideas, ganas y un pedacito de nuestro tiempo.

Me calificarán de soñadora, pero aún cuando la realidad a veces nos abrume con su violencia, aun así creo que si todos nos diéramos una mano, el mundo sería cada vez mejor. 

PARA COLABORAR

Lunes, miércoles y viernes de 14 a 18. Predio del Gauchito Gil y Virgen de Itatí. Localidad de Los Pozos. Cañuelas
Facebook: Vecinos Los Pozos
Natalia Navarro. Cel. (011) 15 52490481

Melisa Ruiz Díaz
Maquilladora Profesional
Mel Make Up

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos