Volver a sección

| Educación

¡Presidenta! El áspero debate de Margarita Trejo con la oposición

La jefa del Concejo se irritó cuando dos representantes de Juntos por el Cambio la llamaron “Presidente”. Video.

La jefa del Concejo se irritó cuando dos representantes de Juntos por el Cambio la llamaron “Presidente”. Video.

¡Presidenta! El áspero debate de Margarita Trejo con la oposición

Marisa Fassi es la primera intendente mujer del partido de Cañuelas y de forma análoga, Margarita Trejo es la primera presidente del Concejo Deliberante.

En toda su extensa militancia, como buena heredera de Evita, Trejo se ocupó de enfatizar el rol de la mujer en la política y desde su arribo a la presidencia legislativa buscó darle una mayor visibilidad al asunto.

En esa línea, hace unos días el oficialismo elevó un proyecto de modificación del Reglamento Interno del Concejo Deliberante, sancionado en 1984. El texto original, aún vigente, habla de “presidente” y “concejal” para designar a esos cargos, mientras que la propuesta de actualización instituye “presidenta” y “concejala” como obligatorios.

En la primera sesión legislativa del martes se puso en evidencia este choque entre el apego al reglamento y el lenguaje aggiornado para la designación de cargos según el género. 

El primer cruce se dio cuando la concejal Edith Vassallo (Juntos por el Cambio) se refirió a Trejo como “Señora Presidente”. “Señora Presidenta, por favor”, la retó Trejo. “Bueno, la voy a llamar ´Presidenta´ sólo para complacerla, porque hay razones gramaticales y etimológicas para llamarla ´Presidente´” respondió la edil opositora, que además es docente al igual que Trejo. “Se lo agradezco, del mismo modo yo la llamo a usted concejal”.

El siguiente round sobrevino cuando tomó la palabra la concejal Claudia Pelereteguy, quien insistió con dirigirse a Trejo como “Presidente”. “Presidenta, por favor, ya se lo aclaré a la otra concejal”.

“Le quiero pedir permiso para que cada vez que haga una intervención la puedo llamar ´Señora Presidente´. Yo acepto que usted me llame ´concejala´. Es una cuestión de convicciones de ambas”.

“Lamentablemente no”, replicó Trejo. Luego explicó que desde su punto de vista el uso del femenino en los cargos “pone en visibilidad a las mujeres. Esa ha sido siempre mi lucha, por cuanto solicito a todos los concejales y concejalas que en honor de la visibilidad que el género se merece, sea llamada Pre-si-den-ta” dijo alzando excesivamente la voz. “Yo se lo pedí con mucho respeto. Lamento que no estemos de acuerdo”, cerró Pelereteguy.

La profesora de Geografía y concejal Diana Barcia terció en la disputa y parafraseando a la fallecida profesora de Lengua Graciela Rafo, dijo que el femenino está admitido cuando nos referimos a cargos públicos.

¿Qué dice al respecto la Real Academia Española? Admite perfectamente el uso de «presidenta» como definición de la mujer que “preside un Gobierno, consejo, tribunal, junta, sociedad, acto, etc.”.

Luego ahonda en el tema: “Aunque «presidente» puede usarse como común en cuanto al género («el/la presidente»), es preferible hoy usar el femenino «presidenta», documentado en español desde el siglo XV y registrado en el diccionario académico desde 1803”.

El organismo rector de la lengua española también admite el uso de «concejala» e incluso acepta el sinónimo «edila» como femenino de edil.

Lo mismos sucede con «intendenta»: la RAE lo admite como una palabra válida para referirse a la titular de las intendencias municipales en Argentina y Uruguay.

En todos los casos son usos sugeridos, pero no impuestos ni obligatorios.

En esta discusión hay, por parte del kirchnerismo, un uso político del lenguaje; y en la oposición una resistencia a ese mecanismo.

 

x