Volver a sección

Día de fiesta junto a la Virgen del Carmen

Cientos de cañuelenses celebraron el día de la Patrona. Por primera vez participó el nuevo obispo de la Diócesis, Gabriel Barba, quien destacó el "ambiente de pueblo" que se respira en Cañuelas.

1 / 22

1 / 22

Un día soleado y ligeramente cálido fue el magnífico marco de las fiestas patronales en honor a la Virgen Nuestra Señora del Carmen.

Cientos de vecinos, que cubrieron más de tres cuadras, acompañaron las actividades organizadas por la parroquia, en lo que fue una de las procesiones más multitudinarias de los últimos años.

A las 15 hs. los fieles comenzaron a caminar por las calles Del Carmen, Rawson, Basavilbaso, Libertad y nuevamente Del Carmen hasta el templo. En el inicio sonaron los acordes de la marcha "Avenida de las Camelias", ejecutada por la Banda de la Policía de la Provincia.

El flamante obispo de la Diócesis de la Laferrere, Gabriel Barba, llegó media hora antes y se ocupó de saludar afectuosamente a los vecinos, abanderados y grupos de escolares. Cuando se inició la procesión no se ubicó en la cabecera, como es lo usual, sino que caminó mezclado entre el público, gesto que fue muy bien recibido por la gente.

Durante la misa celebrada frente al templo parroquial ponderó "lo lindo que está Cañuelas" y el "ambiente de pueblo" que se respira en sus calles. También destacó el hecho de que la Iglesia suele permanecer con las puertas abiertas: "En otros lugares no lo podemos hacer por la inseguridad".

Luego se refirió a la importancia de las festividades religiosas en las comunidades. "Estas procesiones austeras, sencillas, con el acompañamiento de las fuerzas vivas, esto que vamos viviendo todos juntos, se va haciendo parte de nuestra sociedad, nuestra cultura y nuestra fe. Son costumbres que hacen como una zanja en el corazón y nos marcan para toda la vida".

Por último, convocó a vivir la fe de manera comprometida, no sólo dentro de la Iglesia sino como un factor de cambio social. "No somos cristianos solamente porque tenemos el título dado en el bautismo. Ese bautismo que nos hizo cristianos lo tenemos que poner en práctica todos los días. Si la fe no se riega, se va a terminar secando".

El padre Mario Slongo, por su parte, pidió una bendición especial para los habitantes de la zona rural, que están viviendo serias dificultades por las intensas lluvias y la falta de caminos. Tanto es así que los centros tradicionalistas estuvieron ausentes ante la imposibilidad de salir con los caballos.

La jornada religiosa finalizó con una muestra del taller de música de El Cultivo y un recital del cantor de tangos "Guillermito" Fernández, auspiciado por la Municipalidad de Cañuelas.

Entre las autoridades estuvieron el intendente Gustavo Arrieta; la jefa de Gabinete Marisa Fassi; el presidente del Concejo Deliberante, Maximiliano Mazzanti; y el presidente del bloque del FPV, Edgardo Castagneris.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos