Volver a sección

| Deportes

“Son lacras, mal nacidos”: el enojo del Club Cañuelas por el cuarto ataque en el Arín

Delincuentes ingresaron a las instalaciones e hicieron destrozos en un baño.

Delincuentes ingresaron a las instalaciones e hicieron destrozos en un baño.

“Son lacras, mal nacidos”: el enojo del Club Cañuelas por el cuarto ataque en el Arín

 Ventanas rotas y rejas arrancadas.

El Estadio Arín, perteneciente al Cañuelas Fútbol Club, sufrió un nuevo ataque, el cuarto desde el inicio de aislamiento obligatorio.

El presidente de la institución, Daniel Roncoli, dijo a InfoCañuelas que esta madrugada ingresaron intrusos que rompieron un mingitorio, un inodoro, una pileta y una mochila, dos ventanales y sus ventanas de rejas de hierro.

A diferencia de lo ocurrido en las oportunidades anteriores, esta vez hubo sólo destrozos.

“Por cuarta vez durante el período de confinamiento sufrimos un ataque en el Estadio Arín. Lo calificamos así porque más allá del propósito de robo, la saña, la capacidad de daño, el desprecio por los bienes de un club que disfrutan niñas, niños, jóvenes y deportistas adultas y adultos, nos irrita” expresó la institución en sus redes sociales.

Destrozos en el baño.

“Sólo lacras, mal nacidos, gente sin ninguna capacidad de empatía, puede tener este tipo de actitudes. Los tenemos perfectamente ubicados y no nos van a doblegar. Hicimos nuestras anteriores denuncias de forma discreta para no distraer la atención de autoridades que estaban y están abocadas a la pandemia. Reclamaremos los castigos más severos, es una burla a nuestro esfuerzo físico y económico, un ataque ético, moral y comunitario que directa o indirectamente nos afecta a todos”.

 

x