Volver a sección

Columnistas

¿Para qué usar el flash si hay sol?

Guillermo Cimadevilla explica cómo evitar esas horribles sombras en la cara cuando fotografiamos al aire libre.

 El flash de relleno evita las sombras profundas.

¿Por qué los fotógrafos usan flash cuando es de día y hay sol? Es una pregunta habitual. Yo mismo me lo pregunté cuando empecé a estudiar fotografía hace... ¡muchos años! 

Entonces... ¿Para qué usar el flash si es de día y hay un sol intenso?  Si se observa bien se notará que aunque el sol ilumina mucho también produce sombras muy fuertes. 

El problema es que a veces la diferencia entre la luz plena del sol y la zona de sombra puede ser muy grande. Esto no tiene importancia en la panorámica de un paisaje pero no es lo mismo en fotos de cerca, por ejemplo retratos en primer plano. 

Imaginen que tomamos una foto de un rostro en primer plano, el sol a pleno a un lado (pruebe al atardecer con el sol de costado) y la otra mitad de la cara en sombra total, habrá una diferencia de iluminación muy grande, digamos que la parte iluminada recibe cuatro veces más luz que la parte en sombra. 

¿Cuatro veces? ¡Oops! ¡La cámara no puede con eso! 

El ojo humano abarca fácilmente esa diferencia (el ojo es increíble) pero no así la cámara y aunque se vea muy linda la foto en la pantalla de la cámara o celular, el resultado será otro cuando se abra la foto en la computadora (o peor aún si se la imprime): la mitad de la cara quedará muy oscura (ver el ejemplo que puse en la ilustración de este artículo). 

La cámara, por muy cara que haya costado, no tiene tanta capacidad como el ojo humano para manejar esta diferencia de luz. 

El que quiera saber por qué sucede esto técnicamente deberá hacer un curso de fotografía (yo los doy y no cobro demasiado caro). 

Pero tampoco hay que hacerse tantos problemas ni aburrirse con tanta explicación técnica; sólo observar y ver esta diferencia en la luz y la respuesta es evidente: ahora se los explico gratis, ¡aprovechen!

Lo que tenemos que hacer es mandar un poco de luz para aclarar las zonas de sombras. Parece simple, pero ¿cómo hacerlo? ¿Con una lámpara?  Necesitaríamos mucha luz y una lámpara muy potente para igualar la luz del sol (y un enchufe para esta lámpara, difícil de encontrar si estamos sacando fotos en las playas del Caribe o en las sierras de Córdoba). 

Entonces no usamos una lámpara sino un flash: es muy potente y no hay que enchufarlo porque se alimenta con pilas. 

Podemos usar el pequeño flash incorporado en su cámara aunque lo mejor es un flash externo más potente y controlable (aquí es donde aparece el fotógrafo profesional con su costoso equipo y su flash para iluminar esas sombras profundas). 

Tal vez se pregunten qué pasa con la parte iluminada si además le agregamos más luz. No sucede nada porque la luz del flash será inferior a la del sol. A esto se llama rellenar las sombras con flash. 

Ahora que usted sabe esto, ama la fotografía y ama a su novia, querrá probar esta técnica con ella. Busque entonces un lindo lugar donde el sol le dé de costado, mejor por la tarde, nunca al mediodía por favor. 

Mírela a través del lente de su cámara y haga el encuadre para el retrato. No le diga “Mi amor, te voy a rellenar las sombras” porque no le entenderá y creerá que se le corrió el maquillaje. Sólo dígale que sonría y dispare la foto con el flash activado. 

Usted me dirá: Guillermo, ¿cómo hago para que dispare el flash si es de día? 

Si tiene una cámara réflex, tipo profesional, hay un botón para que salte el flash, busque el botón de opciones y póngalo en manual (si lo pone en automático no disparará; lo mismo sucede en los celulares), esto significa que el flash va a disparar sí o sí. 

Saque varias fotos, pruebe más cerca o más lejos y mire el resultado hasta que quede conforme o al menos logre que su novia lo admire por su gran técnica fotográfica. 

Puede hacer esto también con su celular pero haga la foto de cerca, no más de un metro, porque el flash de los celulares tiene muy poca potencia. 

Si usted llegó hasta acá es porque ama la fotografía y este asunto le interesa, pero le surgirá esta duda: ¿cómo controlo la potencia del flash para que quede equilibrado con la luz del sol? 

Le tengo una noticia: si usted quiere tanto conocimiento tendrá que estudiar, hacer un curso básico (mis cursos de primavera están a precios promocionales) y convertirse en un profesional rico y famoso como yo. 

Mientras se decide haga muchos intentos sin complicarse demasiado, prepare su equipo de foto, también el equipo de mate, lleve su novia al campo y sáquele muchas fotos. Verá que hacer fotos es divertido. 

¡Hasta la próxima!  

Guillermo Cimadevilla
Fotógrafo
Guillermo.cimadevilla@gmail.com
Teléfono (011) 2119 5824
WA +54 911 5164 0647