Volver a sección

Brutal poda en la plaza San Martín

Los históricos fresnos están siendo mutilados, violando la Ley Provincial de Arbolado Público. El propio Ministerio de Asuntos Agrarios –que el intendente Arrieta condujo hasta hace dos meses– recomienda evitar las podas extremas.

1 / 4

En la mañana del 24 de febrero, operarios destrozan una fila de fresnos.

1 / 4

La plaza San Martín de Cañuelas ofrece un triste panorama. Los antiguos fresnos y plátanos que durante el verano proveen sombra a los transeúntes y refugio a las aves terminaron con sus ramas mutiladas.

Desde hace varios días los operarios del área de Espacios Verdes provistos con serruchos y moto sierras están cortando al ras la totalidad de las copas, dejando sólo el tronco y algunas ramas madre.

Esta práctica va contra la Ley Provincial de Arbolado Público Nro. 12.276, que prohíbe las podas extremas. El corte del follaje sólo está permitido en situaciones puntuales, por ejemplo ante un envejecimiento del árbol que podría provocar su caída o podas de mantenimiento.

Por otra parte, todos los especialistas coinciden en que las podas se deben realizar hacia finales del invierno y no durante el verano, como está sucediendo en Cañuelas.

Si la poda se ejecuta en los meses de calor se eliminan muchas hojas, que son las que producen la savia, provocando un debilitamiento del ejemplar. Asimismo, hay algunos tipos de árboles que si se podan en verano o primavera pierden mucha resina a través de los cortes. El frío del invierno impide la salida de los nutrientes.

Fuentes de la comuna aseguran que la Municipalidad decidió realizar una poda anticipada para evitar el asentamiento de las aves migratorias (golondrinas y tordos renegridos) que tanta molestias generan en la población.

Ante la incapacidad de la comuna para encontrar otros mecanismos de alejamiento de esas aves, se optó por el más básico: eliminar los árboles que les sirven de hogar transitorio. 

LAS RECOMENDACIONES DEL MINISTERIO DE ASUNTOS AGRARIOS

La poda brutal que se está desarrollando en Cañuelas es totalmente contraria a las recomendaciones que brinda el Ministerio de Asuntos Agrarios, cartera que el intendente Gustavo Arrieta dirigió hasta diciembre de 2013.

En un documento titulado “Programa de arbolado público provincial”,  elaborado por el Ing. Forestal Adrián Pérez, se brindan los lineamientos para el manejo de la población vegetal en zonas urbanas.

Allí se sostiene que “el árbol no necesita poda” y que se la debe evitar siempre que sea posible, aunque reconoce que las condiciones del medio urbano obligan a tomar algunos recaudos.

Pérez aclara que la poda sólo estará justificada en situaciones puntuales:

-Seguridad (eliminación de ramas muertas que puedan caerse dañando bienes o personas)
-Factores sanitarios (cuando el árbol presenta síntomas de debilitamiento)
-Mantenimiento y estética (conducción de ramas y eliminación de ramaje mal formado).

En todos los casos el documento del Ministerio prohíbe las “podas extremas”, consideradas sumamente “dañinas” para la salud de las plantas.

El documento indica que la poda extrema consiste en un “descopado” que elimina del 50 al 100 % del follaje, lo que causa “estrés” en los ejemplares, falta de alimento, decaimiento de las especies, quemaduras solares y pérdida de la estructura natural.

“Al ser la copa la fábrica de alimentos, el árbol pasa hambre temporalmente. Si no posee reservas energéticas, se debilita y puede morir. Al estar en estrés es más vulnerable a las enfermedades y a las plagas. Las múltiples heridas lo exponen a los ataques de patógenos, ya que el árbol carece de energía para sellar químicamente sus heridas” concluye el texto firmado por el Ing. Pérez. 

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos